Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, diciembre 19, 2013

Tocando las estrellas

Gaia se encuentra de camino hacia su posición orbital definitiva después de un espectacular lanzamiento.

La exploración y creación del mayor mapa tridimensional de la Vía Láctea, que incluirá mediciones extremadamente precisas, tanto de posición como de desplazamiento, de alrededor de 1.000 millones de estrellas, está dando sus primeros pasos para convertirse en una realidad. Su responsable, uno de los proyectos más ambicioso de la historia de la Agencia Espacial Europea en el campo de la observación astronómica, viaja ya a su encuentro.

La aventura de Gaia comenzó a las 9:12 GMT, cuando el cohete lanzador Soyuz, operado por Arianespace, despegó el Puerto Espacial Europeo en Kourou, en la Guayana Francesa, rompiendo la oscuridad nocturna. 10 minutos después, ya separadas las 3 etapas previas, entró en funcionamiento la etapa superior Fregat, que impulsó al telescopio espacial hacia una órbita temporal (lo que se conoce como de "aparcamiento") situada a  175 kilómetros de altitud.

11 minutos después llegó el momento de la verdad. Fregat se encendió de nuevo, dando a Gaia el impulso suficiente para situarla en su órbita de transferencia, que lo llevará hasta el Punto de Lagrange L2, un punto de estabilidad gravitatoria situado a 1.5 Millones de Kilómetros de distancia en dirección opuesta al Sol. 42 minutos después del lanzamiento, y ya con su misión cumplida, se separó de este último. Poco después el centro de operaciones de la ESA en Darmstadt, Alemania, establecía el enlace de telemetría y activaron el control de actitud, mientras el telescopio comenzaba a activar sus sistemas.

El despliegue del gran parasol que mantiene a Gaia en las condiciones de luminosidad y temperatura adecuadas para que instrumentos puedan trabajar adecuadamente, y sobre el que están instaladas las células solares que generan la energía eléctrica necesaria para su funcionamiento, era otro momento crítico, y este se produjo sin problemas en una secuencia automática de 10 minutos, que se completó 88 minutos después del despegue.

Este próximo Sábado se enviará un comando para que Gaia realice el primero de los 2 encendidos de sus motores previstos, y que situarán al satélite en la trayectoria correcta para alcanzar su órbita definitiva. Esto ocurrirá dentro de 20 días, cuando el segundo de ellos la ponga definitivamente en órbita alrededor del punto L2, a lo que seguirán 4 meses de puesta a punto, durante los cuales se encenderán, comprobarán y calibrarán todos los sistemas e instrumentos. Cuando haya finalizado, Gaia estará preparado para comenzar su misión científica, que se extenderá a lo largo de 5 años. 

"Gaia promete continuar con el legado de la primera misión astrométrica de la ESA, Hipparcos, lanzada en 1989 para desvelar la historia de la galaxia en la que vivimos", comenta Jean-Jacques Dordain, Director General de la ESA. "Esta misión se encuentra bien y en camino para empezar a realizar descubrimientos pioneros sobre la Vía Láctea gracias a la experiencia de la industria espacial y de la comunidad científica europeas". Con la creación de un mapa tan amplio y tridimensional de nuestra galaxia, definiendo su posición y movimiento permitirá a los astrónomos "rebobinar" su historia, comprendiendo como esta se fusionó a partir de galaxias más pequeñas a lo largo de miles de millones de años, o mirando hacia su futuro lejano, "avanzar" para vislumbrar cuál podría ser su destino. 

"Gaia representa uno de los sueños de los astrónomos a lo largo de toda la historia, desde las primeras observaciones del astrónomo griego Hiparco, que catalogó la posición relativa de unas mil estrellas basándose en sus observaciones a simple vista y aplicando geometría básica", explica Álvaro Giménez, Director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA. "Unos 2.000 años después, Gaia generará un censo estelar sin precedentes y, mientras lo hace, también descubrirá nuevos asteroides, planetas y estrellas moribundas".  

"La misión Hipparcos catalogó 120.000 estrellas, Gaia estudiará 10.000 veces más y con una precisión 40 veces superior", explica Timo Prusti, científico del proyecto Gaia para la ESA. "Además de descubrir decenas de miles de nuevos objetos celestes y planetarios, el archivo de datos de Gaia nos proporcionará una nueva forma de ver nuestro vecindario cósmico y su evolución, lo que nos permitirá explorar las propiedades fundamentales de nuestro Sistema Solar, de la Vía Láctea y de nuestro lugar en el Universo"."Tras años de duro trabajo y determinación, estamos encantados de ver a nuestra máquina de los descubrimientos en camino hacia el punto L2, donde continuará con la noble tradición europea de estudiar la posición de las estrellas para descifrar la historia galáctica", concluye Giuseppe Sarri.

La gran aventura de Gaia, que nos abrirá las puertas a una Vía Láctea que, a pesar de todo lo que hemos avanzado en su estudio, sigue rodeada de numerosos enigmas, acaba de comenzar. Hoy, más que nunca, estamos casi tocando con los dedos las estrellas que conforman nuestro hogar galáctico.


Lanzamiento de Gaia desde Puerto Espacial Europeo en Kourou, en la Guayana Francesa.

Gaia, explorando nuestra galaxia.

Infografía: La misión Gaia.

No hay comentarios: