Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

lunes, diciembre 09, 2013

Maravillas contra la estupidez

Desvelada la mejor vista del conocido como "hexágono" de Saturno.

Cassini vive bajo amenaza, una situación originada de los constantes recortes presupuestarios que sufre el programa de exploración planetaria de la NASA por parte de una administración que no tiene esta parta de la actividad espacial entre sus prioridades. Una situación que reducirá notablemente los lanzamientos de nuevas misiones interplanetarias de los EEUU la próxima década (posiblemente no más de 4, apenas un tercio de las lanzadas en la pasada) pero que tiene su manifestación más cruda en la posibilidad de que esta veterana sonda, que aún tiene combustible para permanecer en activo hasta 2017 podría ser simplemente apagada mucho antes, perdiendo la posibilidad de nuevos descubrimientos y una campaña final de vuelos por la parte interior de los anillos que promete ser espectacular. Si es que ocurre realmente.

Recientemente Cassini nos ofreció (como lleva haciendo una y otra vez) nuevos argumentos para defender que lejos de haber alcanzado todos los objetivos posibles aún le quedan mucho que ofrecer. Y estos llegan en forma de la visión más clara del vórtice atmosférico, conocido como el "hexagono" por su forma única, y que ahora estamos ya viendo de forma directa e iluminada por la luz solar desde finales de 2012, como consecuencia de la llegada de la Primavera en el Hemisferio Norte. Unas condiciones de iluminación que irán mejorando con el tiempo, lo que permitiría no solo desvelar aún más detalles sino ser testigos de como esto afecta a la circulación atmosférica y al comportamiento de esta curiosa estructura.

"Al acercarnos al Solsticio de Verano de Saturno, en 2017, las condiciones de iluminación de su polo norte va a mejorar, y estamos emocionados por poder realizar un seguimiento de los cambios que se producen tanto dentro como fuera de los límites del hexágono", explica Scott Edgington, científico del proyecto Cassini.

Con un diámetro de 30.000 kilómetros, unos vientos que alcanzan los 322 kilómetros por hora, con una gigantesca tormenta girando en su mismo centro y para la cual aún no se tiene una explicación clara a pesar de que se a podido reproducir su forma en laboratorios, es una estructura única en el Sistema Solar. "El hexágono es una corriente de aire, y las características climáticas vistas en otros lugares que comparten algunas similitudes son muy turbulentas e inestables", dijo Andrew Ingersoll, miembro del equipo de imágenes de Cassini en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena. "Un huracán en la Tierra normalmente dura una semana, pero esto ha estado aquí durante décadas - y quién sabe - tal vez siglos".

Los patrones del clima en La Tierra se interrumpen cuando se encuentran con la fricción de las diversas formaciones de la superficie, como las capas de hielo o las cordilleras montañosas. Los científicos sospechan que la estabilidad del hexágono tiene algo que ver con la falta de accidentes geográficos sólidos en Saturno, que es esencialmente una gigantesca bola de gas.

Las imágenes en falso color que vemos en la parte superior, y que abarca una amplia franja del espectro, desde Infrarrojo al Ultravioleta, es un método de representación que hace que sea más fácil distinguir las diferencias entre los tipos de partículas en suspensión en la atmósfera, que forma la neblina que rodea al planeta, dentro y fuera del hexágono."En el interior hay un número menor de grandes partículas y una mayor concentración de pequeñas partículas, mientras que en el exterior es todo lo contrario", explica Kunio Sayanagi. "La corriente de chorro hexagonal está actuando como una barrera, que se traduce en algo así como el agujero de ozono Antártico de la Tierra".

En este último caso las condiciones invernales permiten que los procesos químicos que destruyen el Ozono se produzcan, mientras que la corriente en chorro impide un reabastecimiento desde el exterior. En Saturno los grandes aerosoles no pueden cruzar la corriente en chorro hexagonal desde el exterior, y las partículas de aerosol de gran tamaño solo se crean cuando la luz del Sol brilla en la atmósfera, algo que solo está ocurriendo recientemente, con el inicio de la primavera del hemisferio norte de Saturno en agosto de 2009.

Una estructura espectacular que forma parte de un planeta igualmente espectacular, un lugar que se merece seguir siendo explorado hasta que Cassini agote sus últimas energías. El esfuerzo técnico y económico que necesitó para ser una realidad, además del largo viaje que tuvo que afrontar para llegar hasta Saturno, sumado a la total ausencia de ningún nuevo proyecto de exploración posterior en un futuro a corto y medio plazo que ocupe su lugar (posiblemente pasarán décadas antes de que esto ocurra) hace que la simple posibilidad de que sea apagada antes de tiempo cuando aún le quedan más de 3 años de plena actividad y que detrás de los recortes recientemente anunciados por la NASA en sus presupuestos para apoyar la investigación científica planetaria pueda estar un desesperado esfuerzo para conseguir los 50 millones de Dólares necesarios para salvar a Cassini, algo tan absurdo que resulta difícil de creer.

Pero lo absurdo es precisamente uno de los elementos definitorios en la alta política, y cuando es esta la que toma las decisiones en el campo de la ciencia los resultados suelen ser desalentadores. Solo nos queda esperar que el sentido común, aunque solo sea en esta ocasión, se imponga. Saturno y todas sus maravillas se lo merecen.

El Hexagono en blanco y negro. Se puede observar claramente el vórtice central, donde habita un enorme huracán, los límites exteriores, que forman los curiosos bordes de una estructura que se extiende hasta casi los 70º de latitud, y en el interior una serie de pequeños vórtices que rotan de forma opuesta, el mayor de los cuales es el doble de grande que el mayor de los huracanes terrestres. Descubierto por las Voyager, no sería hasta la llegada de Cassini que lo hemos podido observar en todo su esplendor.

 
Explorando el hexágono de Saturno.
¿Tendrán algún habitante de ese punto lejano en el firmamento de Saturno el valor, por no decir algo más negativo, de apagar a Cassini, después de todo lo que nos ofreció y de todo lo que nos puede seguir ofreciendo?

NASA's Cassini Spacecraft Obtains Best Views of Saturn Hexagon

2 comentarios:

hugo walter pacilio dijo...

Tokaidin : concuerdo contigo , es triste que haya dinero para cosas más espureas como la carrera bélica , corrupción política , sucede que los políticos miran a corto plazo en sus intereses y no en el intereses de su país , se recorta en ciencia y no tienen idea que tras la industria espacial hay miles de personas que trabajan , como tu dices , que prime el sentido común allá y a nosotros solo nos queda cruzar los dedos , ojalá aparezca de algún lado ese dinero ...

Tokaidin dijo...

Por desgracia la administración Obama, especialmente en esta 2ª legislatura, está siendo catastrófica en el campo de la exploración espacial, y sus consecuencias, ya que cualquier misión necesita años para desarrollarse, se dejarán notar durante lo que quéda de década. Un ejemplo, entre 2016 y 2020 no hay programado ningun lanzamiento, algo impensable hace solo 5-10 años.

Realmente que ganas tengo de que termine su actual legislatura y se large. El que venga, como mínimo la hará tan mal como el y por poco que muestra mayor interés, ya supondrá una mejoría espectacular.