Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

lunes, diciembre 02, 2013

Al encuentro de la diosa Chang'e

La Chang’e 3 camino a La Luna.

37 años después de que la sonda soviética Luna 24 protagonizara el último descenso suave sobre la superficie lunar estamos a pocos días de regresar a ella de la mano de la emergente potencia China, que siguiendo su propio y ambicioso plan de exploración espacial tiene a La Luna como uno de sus objetivos. Aparentemente dejada de lado por los EEUU, que no tiene planes lunares más allá de LADEE, es el dragón asiático el que parece destinado a tomar el relevo y convertirse en el protagonista indiscutible de su exploración y en un futuro quizás no muy lejano del regreso de la Humanidad a su superficie.

Tal y como estaba anunciado, a las 17:30 UTCla sonda Chang’e 3, con el rover lunar Yutu en su interior, despegaba desde el Centro Espacial de Xichang (XSLC) a bordo de un cohete cohete Larga Marcha CZ-3B/GIII, que poco después la colocaba en camino hacia La Luna, todo ello bajo una de las mejores coberturas audiovisuales que se recuerdan, incluidas espectaculares imágenes desde una cámara instalada en la 3ª fase del cohete y que permitió observar a la sonda alejándose sobre el iluminado horizonte terrestre. Toda una sorpresa viendo del notable secretismo que envuelve este proyecto y por el cual solo tenemos una visión parcial de sus capacidades y objetivos.

El despliegue de los paneles solares y de sus patas de alunizaje, que permanecerán así todo el viaje en lugar de esperar al momento del descenso, así como la adquisición de la señal de la sonda por la red de seguimiento del espacio profundo de la ESA, dieron por concluido este primera parte del viaje, que tendrá sus 2 momentos claves el 6 de Diciembre, con su entrada en órbita lunar a una altura de 100 Kilómetros, y el 14/15  de Diciembre, cuando llegará el momento del descenso en algún punto de Sinus Iridum, una región no demasiado espectacular pero muy lisa y, por ello, ideal para afrontar por primera vez una operación de descenso sobre otro mundo.

Si este ocurre como está previsto, un curioso sistema "ascensor" depositará al rover Yutu en la superficie, desde donde iniciará la exploración del entorno, con una misión inicialmente prevista de 90 días y una distancia máxima de alejamiento de 3 Kilómetros, aunque posiblemente superará ambas marcas. Se la conoce en algunos círculos como el "Opportunity" chino, y realmente los parecidos son indudables, con un sistema de tracción de 6 ruedas, de cámaras y de instrumentos científicos que recuerdan claramente a este último, con la diferencia de que Yutu incorpora un radar para estudiar el subsuelo lunar hasta los 200 metros de profundidad.

Por su parte el módulo de aterrizaje dispone de sus propios instrumentos, entre ellos un telescopio óptico para realizar observaciones astronómicas (lo que le convierte en el primer telescopio lunar de la historia), una cámara para el ultravioleta extremo y varias panorámicas.

La Chang’e 3 forma parte de un programa de exploración lunar más extenso, que tendrá su siguiente etapa con la Chang’e 4, en 2015, con una misión similar (ya que fue construida precisamente como reserva por si algo ocurría con la primera), y seguida a finales de la década (quizás 2018?) por la Chang’e 5, con el objetivo de tomar muestras y llevarlas a La Tierra, tal como hicieron en su momento las sondas soviéticas.¿Y después, ya entrada la próxima década? Llegará la hora de los vuelos tripulados? El tiempo lo dirá. De momento disfrutemos del que será, si todo funciona como está previsto, el primer alunizaje en más de 3 décadas, cuando China tocará finalmente el reino de la diosa Chang'e.

Pocos segundos después del lanzamiento hasta la separación de la 2ª etapa.

Separación de la Chang’e 3 de la 3ª etapa

Fase final del lanzamiento, con el despliegue de los paneles solares y las patas de aterrizaje.

La misión de la Chang’e 3.

Con un cobertura audiovisual impecable, el lanzamiento de la Chang’e 3 nos regaló imágenes para la historia, como estas de la sonda alejándose sobre el horizonte iluminado de La Tierra.

El camino de la Chang’e 3 hacia la superficie lunar.

Sinus Iridum, el lugar elegido para el aterrizaje de la Chang’e 3.

Una comparativa entre la sonda china y las naves Apolo.

Luna 24, fotografiada por la Lunar Reconnaissance Orbiter. La última vez que tocamos suavemente la superficie de nuestro satélite.

Retrato de Chang'e, la diosa china de la Luna. 

Lanzada la sonda lunar Chang’e 3. ¡Volvemos a la superficie lunar después de 37 años! 

China's 1st Moon Rover Launches On Lunar Journey

No hay comentarios: