En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Cruzando campos de pequeñas dunas. Sol 683
El "Valle escondido". Sol 696
Un gran metorito de Hierro encontrado en Sol 640.

viernes, enero 04, 2013

La piedra del pasado

Un meteorito, con grandes cantidades de agua y rastros de materia orgánica,  ofrece pistas claves sobre el pasado marciano.

Si nosotros no vamos a Marte, Marte viene a nosotros...con esta frase podríamos resumir la curiosa relación entre los estos 2 mundos, un camino que no pocos fragmentos del planeta rojo han seguido en el pasado y siguen haciendo en el presente, la mayoría perdiéndose en los océanos pero unos pocos esperando, desde el Sahara hasta la Antártida, que alguien los recupere y revele, mediante su huella química, su lugar de origen. 

Son los meteoritos marcianos, auténticos tesoros para la ciencia ya que ofrecen la posibilidad de estudiar de forma directa, mientras no seamos capaces de extraerlas por nosotros mismos, material de este mundo, intentando desvelar, más allá de la inevitable contaminación que termina por distorsionar su mensaje cuando llevan mucho tiempo en la bioesfera terrestre, la información que esconden. De ahí que, pese a todo, la comunidad científica siga suspirando por una misión que permita traer muestras desde Marte.

Northwest Africa (NWA) 7034, también llamado Black Beauty por su tonalidad oscura y descubierto en 2011 en Marruecos, forma parte de estos 110 enviados conocidos de Marte que de forma periódica llegan a La Tierra, pero tiene algo que lo hace diferente, y es que los análisis muestran que es bastante más antiguo que el resto, unos 2.000 millones de años, y que procede del interior de la corteza marciana. Básicamente es una roca basáltica, formada por el rápido enfriamiento del magma, un eco de la actividad volcánica que en otro tiempo moldeó la superficie del planeta, como atestiguan los gigantescos y aparentemente extinguidos volcanes que vemos en la actualidad.


Pero lo realmente interesante es que el profundo análisis de Black Beauty, realizado por científicos de la University of New Mexico, University of California en San Diego y el Carnegie Institution en Washington, desvela que contiene hasta 10 veces más agua que cualquier meteorito marciano encontrado hasta la fecha, además de trazos de materia orgánica y una mezcla de isótopos de Oxígeno también completamente diferente, que podría tener su origen en una interacción con la atmósfera marciana del momento.

Un descubrimiento clave, ya que sus origenes se remontarían en las primeras etapas de la llamada Era Amazónica de Marte, que se estima que empezó hace unos 2.000-1.800 millones de años y se extiende hasta la actualidad, un periodo donde se produno la formación del Olympus Mons, grandes flujos de lava cubrieron amplias zonas de Marte (como pudo comprobar Spirit en el cráter Gusev), el Valles Marineris fue adquiriendo su esturctura actual, se formaron amplias llanuras y dunas de arena cerca de los polos y, en definitiva, el planeta se precipitó hacia su estado actual, seco, frío y con una atmósfera tenue. 

Black Beauty se convierte, de esta forma, es una pieza clave para entender el pasado marciano, ya que procede precisamente de lo que se considera momento clave, el punto crítico de su evolución...un trozo de la historia de Marte que de otra forma estaría fuera de nuestro alcance, y que podría confirmar lo que creemos conocer o obligar a reescribir todo lo escrito sobre el camino que siguió este mundo en el pasado.

Black Beauty, un trozo de Marte procedente de una época clave en la evolución del planeta.

Las edades de Marte: Noachian, Hesperian y Amazonian, cuyos límites temporales aún están bajo discusión, con diferentes modelos.Black Beauty, cuya datación la situa aproximadamente en la frontera entre estas dos últimas podría convertirse en un apieza clave para entender como y cuando Marte paso de una a otra y la forma en que esto ocurrió. 

El rover Spirit se encontró, al aterrizar en Gustav, con una superficie completamente basática, indicando que su interior quedó cubierto por una colada de magma...solo sería al alcanzar las colinas Columbia, con un terreno más antiguo y que no fue afectado por la lava, cuando encontró las tan buscadas señales de la presencia de agua líquida.

Meteorite From Mars is Water-Rich