En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

La antena UHF recortándose sobre el horizonte marciano. Sol 714
Fobos transitando por delante del Sol.
El paso de las horas y el cambio de iluminación. Sol 720.

martes, enero 08, 2013

El futuro a las puertas

La construcción de la sonda MAVEN entra en su fase final con vistas puestas al lanzamiento previsto para finales de este año.

Durante bastante tiempo tuvo el nada agradable honor de ser, al menos en un futuro a corto y medio plazo, la última misión de la NASA a Marte, marcando el punto y final a una época realmente dorada, que empezó con la Mars Pathfinder y la Mars Global Surveyor, creció con la llega de Spirit, Opportunity, Mars Odyssey y Mars Reconnaissance Orbiter, y llegó a su apogeo con el aterrizaje del enorme Curiosity. Un final brusco en el programa marciano, fruto de los recortes presupuestarios, del que solo se salvó MAVEN, que en 2014 debería entrar en órbita alrededor del planeta rojo.

Afortunadamente las cosas cambiaron recientemente, llevando un poco de luz a tan oscuro panorama con la aprobación definitiva de InShigt, una misión de bajo presupuesto que aterrizará en el planeta en 2016 y el anuncio de un posible nuevo gran rover para 2020. La pequeña MAVEN había dejado de ser la última página de esta historia  para integrarse, como una más, en la larga tradición de la NASA en Marte, ahora devuelta a la vida después de haber estado prácticamente extinguida. Con misiones más limitadas y mucho menos presupuesto que el colosal Curiosity, pero misiones al fin y al cabo.

Con el horizonte del lanzamiento a solo 11 meses de distancia MAVEN (Mars Atmosphere And Volatile EvolutioN) pasó recientemente desde la fase C, de desarrollo, a la fase D, la última en el ciclo de creación de una sonda, donde se completa su estructura, se integran los instrumentos, se realizan las últimas pruebas y se prepara el lanzamiento. De hecho, como se puede ver en la fotografía superior, esta ya está adquiriendo forma, con muchos de sus componente integrados en ella.

Los próximos 4 meses se irá completando su equípamiento científico y en Noviembre pasará la última y más importante revisión del estado del proyecto, que deberá dar luz verde para su lanzamiento, previsto en algún momento entre Noviembre y Diciembre, dentro del periodo de tiempo de 20 días en que la ventana hacia Marte permanecerá abierta.

MAVEN estará dotada de tres grupos de instrumentos principales, el Particles and Fields Package, que estudiará el viento solar y la Ionosfera del planeta, el Remote Sensing Package, quién determinará las características principales de la parte superior de la atmósfera e ionosfera marciana, y el Neutral Gas and Ion Mass Spectrometer, que medirá su la composición, la proporción de Isótopo, y la prsencia de Iones. A diferencia de otras sondas orbitales no dispondrá de cámaras, ya que su objetivo es estudiar por contacto directo la atmósfera superior, realizando pases muy cercanos al planeta, siguiendo una órbita muy elíptica que le llevará a pasar repetidamente a solo 150 Kilómetros de la superficie.

Con su llegada prevista para Septiembre de 2014, MAVEN tendrá una misión primaria prevista de 1 año terrestre, aunque es posible que sea extendida. Igualmente esta equipado del sistema de telecomunicaciones Electra, como los otros orbitadores de la NASA actualmente en órbita, por lo que podría también ofrecer cobertura a Curiosity y Opportunity, aunque con una órbita inicial tan elíptica esta función estaría algo limitada.

Una curiosidad es que la llegada de MAVEN podría coincidir con la de la sonda marciana india (conocida como Mangalyaan, aunque no parece que sea su nombre final), provista de un equipo científico más general pero que entre sus objetivos, según los responsables del poryecto, está también comprender los mecanismos que hicieron a Marte perder buena parte de su atmósfera. Sin embargo la sonda de la NASA lo hará de una forma mucho más directa y amplia, por lo que ambas podrían complementarse sin problemas.

A pesar de todos los obstáculos, de los problemas inerentes a la situación económica actual y que la NASA tenga que centrar sus recursos en otros campos, como un nuevo cohete lanzador pesado, la nueva generación de exploradores marcianos esta dando sus primeros pasos...quizás no es tan espléndida como la liderada por Curiosity o la Mars Reconnaissance Orbiter, pero al menos es una realidad que no hace mucho parecia tan lejana como pesimista.

El nacimiento de una sonda.

La MAVEN completa, con su brazo equipado por el Suprathermal and Thermal Ion Composition (STATIC), el Imaging Ultraviolet Spectrograph (IUVS) y el The Neutral Gas and Ion Mass Spectrometer (NGIMS), la "nariz" con la que estudiará la atmósfera superior de Marte.

MAVEN, al encuentro del pasado de Marte adentrándose en su atmósfera superior.

Next Mars Mission Enters Final Phase Before Launch