En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

El equipo de perforación y extracción de muestras en primer plano. Sol 762
Curiosa formación geológica vista por la ChemCam en Sol 778.
Panorámica Sol 752

jueves, abril 05, 2012

La brillante columna de nuestro rincón galáctico


Recorriendo el firmamento de un extremo a otro, como un camino de tenue luz entre el más de estrellas y el corazón galáctico, la luz zodiacal revela la estructura de nuestro Sistema Solar y delata al mismo tiempo, como un eco lejano, el antiguo disco de gas y polvo del que debieron nacer todos ellos...

Creada a partir de una serie de fotografías tomadas por los telescopios Subaru y Keck, en la cima del Mauna Kea, a lo largo de la noche del 3 al 4 de Abril, entre las 19:35 a las 04:28 hora local, esta espectacular panorámica de 360º permite apreciar con una nitidez asombrosa el llamado Plano de la Elíptica, la estrecha región por la que se mueven la totalidad de los planetas, incluido, claro está, el nuestro, y que brilla por la dispersión de la luz solar por parte de partículas de polvo que se encuentran en ella. Una resplandor que solo vemos parcialmente poco después del atardecer o antes del amanecer y que conocemos como Luz Zodiacal, aunque el montaje de imágenes aquí realizado permite observarlo en su totalidad.

Podemos observar dos planetas, Venus y Saturno, y podemos apreciar que ambos se sitúan prácticamente en el centro de la columna de luz, algo que no es una coincidencia...los otro planetas, de haber estado presentes, aparecerían en esa misma posición, y vista desde la superficie de cualquiera de ellos La Tierra también lo estaría...incluso el Sol, aunque evidentemente su resplandor eclipsa por completo lo que no deja de ser el tenue reflejo de su propio luz. Solo el pequeño Plutón, con su notable inclinación orbital, se situaría fuera, siendo uno de los motivos, aunque no el único, por el cual perdió su categoría planetaria.

Además de un clase gratuita de mecánica celeste, esta panorámica permite apreciar otro fenómeno mucho menos conocido, el gegenschein, la mancha luminosa que aquí vemos rodear a Saturno...situada siempre siempre en dirección contraria al Sol, podríamos considerar como el débil reflejo de nuestra estrella sobre el mismo polvo que da lugar a la Luz Zodiacal, pero que al incidir las luz solar perpendicularmente (por diminutas que sean dichas partículas también presentan fases como la Luna, por lo que su brillo es mayor o menor según su posición) crean esta curiosa región oval ligeramente resplandeciente.

Un conjunto realmente fascinante que tiene como telón de fondo una espléndida visión de nuestra Galaxia, la Vía Láctea...tan maravilloso como instructivo.


Las diversas fotografías con las que se dio forma a la protagonista de este post: Respectivamente las tomadas 60,70 y 80 minutos después del atardecer...


..de Gegenschein en detalle...


..del Corazón de la Vía Láctea...


y de 95 minutos antes del Amanecer.


Mercurio, Venus, Marte y Saturno en un imagen tomada desde la cima del Monte Lawu...podemos ver aún con mayor claridad el plano de la elíptica, aunque no tanto la luz zodiacal, tanto por la contaminación lumínica como por el hecho de que aún era un momento muy temprano del atardecer.

Zodiacal Light Panorama