Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

miércoles, noviembre 23, 2011

España hacia Marte

REMS, la estación meteorológica española de Curiosity.

Dificilmente alguien pensaría en grandes avances tecnológicos y cientificos si se le pidiera mencionar un campo donde España destacara en el concierto internacional...varios siglos de un atraso caso endémico con respecto a Europa y la sensación de que no se cuida suficientemente a todos aquellos jovenes científicos realmente cualificados, casi obligandolos a buscarse la vida en otros paises más avanzados, no la ayudan a dejar atrás definitivamente esa imágen de nación de segundo nivel dentro del mundo occidental...

Sin embargo el potencial de España en estos campos es enorme, y solo hace falta el apoyo institucional y monetario suficiente (cosa que pasa mucho menos de lo que debería) para que los resultados salgan a la luz. Y dentro de pocos días, si todo transcurre sin problemas, uno de los frutos de la ciencia hispana se encontrará ya rumbo al planeta Rojo.

Y es que entre los instrumentos de Curiosity, el gran rover marciano, hay uno que es fruto del trabajo llevado a cabo por científicos e ingenieros españoles del Centro de Astrobiología (Cab), apoyados por el Consejo Superior de Investigaciones Cientificas - Instituto Nacional de Tecnica Aeroespacial (CSIC-INTA)...el REMS (Rover Environmental Monitoring Station), o lo que es lo mismo la estación meteorológica que se encargará de medir, de forma, constante las condiciones medioambientales del entorno marciano.

Entre sus objetivos se encuentra medir la presión atmosférica, la humedad, los niveles de radiación Ultravioleta, la velocidad y dirección de los vientos marcianos, la temperatura del aire y la del suelo, para lo cual dispone de diversos sensores repartidos por el rover

Por un lado estám los dos pequeños salientes instalados en el "mastil" de Curiosity, y que contienen toda una serie de sensores con los cuales registraran los componentes horizontales y verticales de la velocidad del viento para conocer los patrones que siguen los flujos de aire cerca de la superficie marciana durante fenómenos como brisas, DustDevil y tormentas de polvo, ademas de medir la temperatura del aire, la temperatura del suelo y la humedad reinante.

Otro sensor se encuentra dentro del cuerpo principal del rover, y se expondrá al medio ambiente marciano a través de una pequeña abertura...medira los cambios de presión causados por diferentes fenómenos meteorológicos, desde DustDevil y tormentas de polvo, hasta el paso de frentes frios y cálidos. Para asegurar la precisión máxima de las mediciones, un pequeño filtro lo protegerá de la contaminación por parte de partículas de polvo.

Finalmente un conjunto de sensores instalados en la cubierta del rover medirán los niveles de radiación Ultravioleta que llegue del Sol y buscarán posibles correlaciones con cambios ambientales.

En su diseño y construcción los investigadores españoles ( un total de 40) del Cab, situado en Torrejón de Ardoz (Madrid), tuvieron que afrontar dos desafios...por un lado que los sensores del REMS, expuestos continuamente al ambiente marciano, fueran lo suficientemente resistentes para soportar los cambios extremos de temperatura (que pueden ir de los -120Cº en las noches más frías a los +10Cº los días más cálidos, con variaciones de hasta 70 Cº en pocas horas), y por otra no superar el límite de peso marcado por la NASA, y que indicaba que, en ningún caso, el total podía superar los 1.3 Kilógramos.

Que ambos retos fueran superados con éxito demuestra que la capacidad tecnológica y científica española, cuando se le permite manifestarse, tiene un lugar entre los países más avanzados...que forme parte, y de una manera significativa, de la misión de exploración marciana más ambiciosa de la historia es el último y más espectacular ejemplo.

Las ministras de Defensa, Carme Chacón, y de Ciencia, Cristina Garmendía, junto con el embajador de EEUU en España, Alan Solomont, que presidió la firma del acuerdo de colaboración en nombre de la NASA.

Las dos extensiones instaladas en el mastil de Curiosity y que contienen la mayor parte de los sensores de REMS. Además de los objetivos comunes, el primero dispone de sensores destinados a captar la radiacción infrarroja que llega del suelo, mientras que el segundo buscará los niveles de humedad del aire.

REMS

España tendrá un papel protagonista en Marte

Una estación meteorológica 'made in Spain' viajará a Marte en otoño

La participación española en la exploración de Marte

Tecnología española en Marte

No hay comentarios: