Ultimas imágenes de Curiosity

Autorretrato de Curiosity, a partir de imágenes tomadas por la cámara MAHLI, situada en el extremo de su brazo robótico. 26 de Febrero de 2020.
Nubes en los cielos marcianos

martes, octubre 17, 2006

La furia vital


Vivimos bajo el dominio de un monstruo.....el furioso Sol ruge amenazador y proyecta hasta los confines del Sistema su terrible aliento, como si de un dragon mitologico se tratara. Para ejemplo de ellos tenemos esta secuencia de imagenes tomadas en el 2003, cuando una serie de violentas erupciones desataron una tormenta geomagnetica que abarco todos los planetas y que llego hasta la heliopausa, alli donde se traza la frontera entre el "territorio" bajo los efectos directos del Sol y el espacio interestelar.

Este puede crear serios problemas, sobretodo cuando aumenta su intensidad por fenomenos como este. La Tierra se proteje con su campo magnetico, pero provoca mas de un quebradero de cabeza a las comunicaciones y los satelites en orbita...en Marte la cosa es bastante peor: La ausencia permanente de una proteccion como la terrestre hace que el viento solar impacte directamente contra la atmosfera y la vaya desgastando paulatinamente, al llevarse consigo parte de sus gases...se cree que esa es una de las razones por la que es tan tenue ( apenas 6 mb de presion por 1013 mb en la Tierra ).

Pradojicamente necesitamos el aliento del monstruo....sin ese violento pero al mismo tiempo tenue ( 6 iones por centimetro cubico) vendaval de particulas cargadas creando una carcasa protectora alrededor del Sistema Solar estariamos expuestos al medio interestelar y sus rayos cósmicos galácticos, tan poderosos como potencialmente letales.

Sin el ni con el. El Universo no es un lugar acogedor para la vida, y esta se aferra a los sitios menos hostiles que puede encontrar. Uno de ellos es una delgada capa de unas decenas de kilometros en un planeta llamado Tierra....Si existen otros reductos donde la vida soporte los azotes de un cosmos poco amistoso hacia su presencia es la gran pregunta.

No hay comentarios: