Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, enero 19, 2017

Un dragón hacia Venus

China desvela el prototipo de una futura sonda destinada a la exploración de este planeta. 

 Es algo innegable. Y es que el gigante asiático se está convirtiendo en el gran animador y revulsivo para la carrera espacial, el lugar hacia donde miramos esperando nuevas sorpresas y noticias en este ámbito. Motivos para hacerlo no faltan, ya que poco a poco sus planes para la exploración del espacio profundo cada vez parecen ampliarse más y más. Conocíamos sus objetivos marcianos, lunares, en diversos asteroides y Júpiter, sin olvidar toda una serie de observatorios orbitales y su futura estación orbital. Y ahora posiblemente podemos añadir un nuevo objetivo para China: Venus.

Así se mostró en la 18th China International Industry Fair, celebrada en Shanghai, donde hizo acto de presencia lo que parece ser un modelo, quizás un prototipo, de una futura sonda venusiana, perteneciente a la CASC (China Aerospace Science and Technology Corporation), principal contratista para el programa espacial chino. Una masa total de 2,35 toneladas, que incluiría una pequeña sonda atmosférica, y una antena de apertura sintética para cartografiar la superficie, son algunos de los primeros detalles desvelados. Poca información, pero suficiente para darse cuenta que, como en el caso de la sonda destinada a Marte, no hay intención de ir con lo justo en su primer intento. Bien al contrario, será una misión realmente ambiciosa. Si vamos, vamos con todo, podría ser su lema.

Aunque es cierto que ya se había hecho mención a Venus en los planes chinos, ahora ahora era solo una mención. Ahora, sin embargo, lo que era una idea parece que está tomado forma, y si bien aún no existe aprobación oficial ni fechas, se baraja el 2025 como posible año del lanzamiento. Parece dificil que no sea así. Si algo sabemos de China es que no muestra al público proyectos de este estilo si no se tiene la firme intención de hacerlos realidad. Y determinación no es algo que le falte precisamente al programa espacial chino. Llevan años demostrándolo.

Como ya hizo con la Luna, consiguiendo el primer alunizaje controlado después de décadas de abandono por parte del resto de potencias, China parece querer abrir también un nuevo y activo programa de exploración del "gemelo terrestre", precisamente en un momento en que la NASA nuevamente le está dando la espalda y centrándose en Marte y los asteroides, y la ESA mira igualmente hacia el planeta rojo, Mercurio y Júpiter, a pesar de que la comunidad científica no deja de marcar su exploración como una prioridad. Y es aquí donde la aparición de nuevos jugadores, de nuevas naciones que quieren construirse su propio camino hacia las estrellas, cobra importancia, creando oportunidades que habrían sido dificil alcanzar solo con las "viejas potencias". A pesar de todo vivimos tiempos maravillosos. Al menos en este aspecto. 
 
La futura sonda a Venus, en lo que parece un prime modelo, un prototipo de lo que se quiere construir. Destaca lo que parece una sonda atmosférica protegida por un escudo térmico de tonalidad naranja. 

Model of China's first Venus probe unveiled in Shanghai

No hay comentarios: