Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

sábado, diciembre 05, 2009

Un gigante para el futuro

El Observatorio Europeo Austral planea la construcción del mayor telescopio del mundo.

Un peso de 5.000 toneladas, 984 espejos trabajando cordinadamente, una apertura de 42 Metros, 4 veces que el mayor de los que existen actualmente y capaz de conseguir imagenes 15 veces mas definidas que las del Hubble...cifras todas ellas impresionantes y que podrian ser una realidad en 2018, cuando se espera poner en marcha este auténtico monstruo llamado E-ELT (European Extremely Large Telescope), un observatorio de proporciones titánicas que nos llevara unos cuantos pasos mas allá en nuestro conocimiento del Cosmos y la busqueda de otros mundos parecidos a la Tierra.

Estamos, pues, ante uno de los representantes más espectaculares de la nueva generación de observatorios terrestres, cuya potencia, apoyada en notables avances tecnológicos, rivalizarán con sus compañeros orbitales, algo impensable hace solo algunos años. Y es que en el caso de E-ELT se espera (entre otras muchas cosas) que sea no solo capaz de captar la existencia de planetas alrededor de otras estrellas sino, incluso, de tomar imágenes directas de ellos, no solo de los de mayor tamaño sino incluso de aquellos rocosos con diámetros no mucho mayores de la Tierra. Realmente un salto adelante de proporcionas tan grandes que el propio telescópio.

Como sabemos, uno de los mayores problemas al que se enfrentan los telescopios ópticos para observar el Universo desde la superficie terrestre es la distorsión causada por la atmósfera, cuyas turbulencias impiden tomar imagenes nítidas (es por ello que, en una noche clar,a vemos a las estrellas "parpadear") y limitan su capacidad...esto se compensa, en parte, buscando sitios altos, secos y despejados, como puede ser el Roque de los Muchachos en las Islas Canarias o el el desierto de Atacama, en Chile, pero eso solo es una solución parcial que reduce, pero no anula, completamente el problema.

De esta necesidad nació la óptica adaptativa, una tecnología que, como su mismo nombre explica, adapta el movimiento de los espejos a estas fluctuaciones hasta conseguir anularlas por completo...una tarea de alta precisión que solo los progresos tecnológicos han permitido hacer realidad. El E-ELT, como no, se apoyará en ella para trabajar, usando 6 lasers que actuarán como estrellas guía y que analizarán el parpadeo provocado por la turbulencia atmosférica...los datos así obtenidos permitirá al sistema informático que controlará el telescopio mover los 984 espejos que conformaran la lente principal a la asombrosa velocidad de 1000 desplazamientos por segundo, con lo que se conseguirá una imagen casi tan nítida y definida como si estuviera en el espacio.

La construcción de tal gigante necesitará una fuerte inversión económica que rondara los 1000 Millones de Dolares, aunque, y esto es algo que no se suele tener en cuenta por los que critican el gasto espacial, generará el desarrollo de nuevas tecnologías, empleos e industrias en todo el mundo, algo que, de hecho, ya está empezando. En cierta manera es parecido a los Transbordadores espaciales, cuyo actividad genera 100.000 puestos de trabajo en los USA ademas de ser una parte importante en la economía de varios estados...es la "otra cara" de la moneda que muchos suelen olvidar.

El European Extremely Large Telescope es un desafío a todos los niveles, pero su construcción y puesta en marcha (que se espera iniciar este próximo 2010 en alguna lugar apto para la observación del firmamento aun por elegir, pero que parece que los paises con mas opciones son Argentina, Chile, Marruecos y España) significará una autentica revolución en nuestra capacidad de observar el Cosmos, llevandonos mas alla de lo que jamas habriamos podido soñar. Si sus capacidades son tan asombrosas como dicen los técnicos la espera hasta 2018 habra valido la pena.




Documental donde se recrea el European Extremely Large Telescope una vez construido y en plena actividad. Realmente colosal.

E-ELT Preparando una Revolución

1 comentario:

El Socio dijo...

Impresionante, a ver si España tiene la suerte de albergar este increíble cacharro, desde luego bien le vendría a nuestra maltrecha ciencia. Ignoraba que existiera la tecnología para eliminar las distorsiones atmosféricas, resulta difícil imaginar la precisión con que se mueven estos espejos. Mil millones de dólares no es mucho hoy día, ¡si se pueden regalar cientos de miles a los bancos...! Ojalá haya avances en la detección de exoplanetas, especialmente los susceptibles de albergar vida.

Sobre los movimientos gravitatorios inexplicados de la Tiera... ¡¡obviamente se trata de naves alienígenas tirando de ella!! La verdad está ahí fuera.