Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2001
Sol 1974

viernes, mayo 04, 2018

Un pequeño corazón atómico

KRUSTY, el minireactor nuclear para la exploración de otros mundos.

Estamos lejos de haber iniciado nada parecido a una colonización de otros mundos, ni tan solo la etapa previa de instalar bases habitadas en lugres como la Luna y Marte, entre otros lugares. Existen muchos proyectos, muchas buenas intenciones y por encima de todo una falta de determinación para afrontar el esfuerzo necesario. Hoy día incluso podemos decir que nuevas potencias, como China, están más cerca de lograrlo, al menos por mostrar una determinación que a otros los falta. Pero de momento seguimos esperando.

La falta de ese impulso, ahora mismo en un largo periodo de espera pese a las declaraciones grandilocuentes, no impide que muchos sigan trabajando en crear los pilares que algún día, quizás, permitan hacer realidad tales sueños, al cubrir las diversas necesidades que algo así implica. Una de ellas es disponer de una fuente de energía permanente y estable, algo que los paneles solares no siempre pueden ofrecer. La Luna, con sus noches de 14 días terrestre de duración, o Marte, con su atmósfera polvorienta y un Sol más lejano, tiene limitaciones en este aspecto que una instalación habitada quizás no podría permitirse. Una alternativa que me maneja es la energía nuclear. Y en lo que respecta a los EEUU y la NASA, esta tiene un nombre: KRUSTY

Bajo este nombre, acrónimo de "Kilopower Reactor Using Stirling Technology"se esconde un proyecto conjunto de la NASA y la NNSA (National Nuclear Security Administration) para desarrollar minireactores nucleares capaces de ofrecer una fuente de energía estable y abundantes a futuras misiones tripuladas a otros mundos, así como potenciales asentamientos humanos."La energía segura, eficiente y abundante será la clave para la futura exploración robótica y humana", explica Jim Reuter, administrador asociado interino de la NASA en la STMS (Dirección de Misión de Tecnología Espacial)."Espero que el proyecto Kilopower sea una parte esencial de las arquitecturas de energía lunar y de Marte a medida que evolucionen".
 
Hoy esa realidad es más plausible que hace unos meses, porque recientemente se anunció que el equipo encargado de Kilopower realizó una demostración exitosa del reactor en el reciente seguridad nacional de Nevada de la NNSA. Esta consistió de cuatro fases. Las dos primeras, realizadas sin energía, confirmaron que cada componente del sistema se comportaba como se esperaba. Durante la tercera, el equipo aumentó la potencia para calentar el núcleo gradualmente antes de pasar a la fase final. El experimento culminó con una prueba de 28 horas de potencia máxima, que incluyó el arranque del reactor, su aumento hasta alcanzar su tope, el funcionamiento estable y el apagado. A lo largo del experimento, el equipo simuló diversos escenarios, demostrando que podría continuar funcionando y manejase con éxito incluso con múltiples fallas.

"Pusimos el sistema a prueba", dijo David Poston, diseñador jefe de reactores en el Laboratorio Nacional Los Álamos de NNSA."Comprendemos muy bien el reactor, y esta prueba demostró que el sistema funcionaba de la manera que lo diseñamos para funcionar. No importa en qué entorno lo expongamos, el reactor funciona muy bien". El objetivo era demostrar que KRUSTY podía generar energía de fisión y hacerlo forma estable, y según Poston,"lanzamos todo lo que podíamos en este reactor, en términos de escenarios operativos nominales y fuera de lo normal, y KRUSTY pasó el test con gran éxito". Y aunque no deja de ser un prototipo, que no necesariamente debe ser igual que las hipotéticas unidades que se desplegar en el espacio, fue diseñado teniendo en mente dicho escenario. El siguiente paso serán las pruebas de vuelo, aunque la NASA aún tiene que planificarlas.

El tiempo dirá si esto queda en un camino sin salida, o si por el contrario será la base, o una de ellas, que permitirá hacer realidad la exploración y colonización humana de otros mundo.

Los ingenieros de NASA y NNSA bajan la pared de la cámara de vacío alrededor de KRUSTY. La cámara de vacío permite simular las condiciones del espacio mientras el reactor está en funcionamiento.

La sala de control de KRUSTY durante su periodo a máxima potencia. Marc Gibson (GRC / NASA) y David Poston (LANL / NNSA) en primer plano, Geordie McKenzie (LANL / NNSA) y Joetta Goda (LANL / NNSA) en segundo plano.

KRUSTY está dotando de un núcleo de uranio 235, del tamaño un rollo de toalla de papel. Las tuberías de calor pasivas de sodio transfieren el calor generado a los motores Stirling, que la convierten en electricidad. Podrá ofrecer hasta 10 kilovatios de forma estable y durante 10 años.

Krusty nuclear.

Demonstration Proves Nuclear Fission System Can Provide Space Exploration Power

No hay comentarios: