Ultimas imágenes de Curiosity

Curiosity bajo la tormenta de polvo global que está azotando a Marte. Sol 1974

sábado, mayo 12, 2018

Un explorador de altura

Un pequeño helicóptero acompañará al nuevo rover marciano de la NASA.

Nació como una de esas ideas que parecía destinada a perderse en la carpeta donde otras tantas, igualmente extrañas y revolucionarias, terminan archivadas, desplazadas por políticas más conservadoras y seguras. Pero poco a poco fue tomando cuerpo, y hoy, varios años después, se acaba de convertir en una inesperada realidad. El por ahora conocido como Mars 2020, básicamente, aunque con diferencias en sus instrumentos, un hermano gemelo de Curiosity, no estará solo en su travesía por tierras marcianas. A su alrededor se moverá un pequeño compañero, que al menos durante los primeros meses de meses de misión. La "loca" idea de un pequeño helicóptero volando alrededor del rover y tomando imágenes desde varios metros por encima de la superficie es ya una emocionante realidad.

Conocido oficialmente como "Mars Helicopter Technology Demonstrator" (veremos si en el futuro recibe un nombre más interesante), estamos ante una demostración tecnológica, una prueba directa que este tipo de vehículos aéreos serían capaces de desplazarse incluso en una atmósfera tan tenue, y por tanto, una vez comprobado que no representará problema alguna para el propio rover, se trata de una apuesta con muy poco a perder en caso de fallar, pero si con mucho que ganar en caso contrario. Un fracaso no afectaría a la misión en sí, pero un éxito abriría las puertas a un nuevo tipo de exploración planetaria.

Por todo ello se tratará de un vehículo muy pequeño y de poca masa, apenas 1.8 Kilogramos en la Tierra, y que en Marte pesará menos de la mitad. Un tamaño reducido que es necesario tanto para no comprometer el propio rover y su lanzamiento como para que sea capaz de volar en un aire tan enrarecido. A eso se le sumarán unas aspas que girarán 10 veces más rápido de lo que lo suele hacer un helicóptero terrestre. Todo ello debería permitirle hacer vuelos cortos, cada uno de ellos intentando llegar algo más lejos que el anterior, aunque de no más de 90 segundos de duración. Una vez se desprenda de la "panza" del rover (opción esta preferida a un despegue desde su parte superior para evitar riesgos) se espera lograr al menos 5 vuelos efectivos, recargándo sus baterías con sus paneles solares y soportando el tremendo frío nocturno con un mecanismo de calefacción.

De cara a la opinión pública, sin duda lo más notable serán las fotografías que la cámara con la que estará dotado sera capaz de enviarnos, especialmente aquellas donde el propio rover esté presente. Sin olvidar que la idea misma de un vehículo aereo en otro mundo es lo suficientemente emocionante para atraer la atención de forma masiva, incluso teniendo en cuenta lo limitada de la propuesta. Y es que cuando llegue el momento, cuando el pequeño helicóptero se desprenda del rover y haga su primer vuelo, muchos estaremos pegados a la plantalla para seguir ese histórico momento.

Una visión algo idealizada del futuro helicóptero marciano, pero que ofrece una idea de lo que podría representar de cara a la futura exploración del planeta rojo.

La idea de vehículos aereos moviéndose por otros mundos se está abriendo paso. La DragonFly es una propuesta para Titán que actualmente es una de las dos finalistas para ser la próxima misión de clase New Fronti.

Mars Helicopter to Fly on NASA’s Next Red Planet Rover Mission

No hay comentarios: