Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

miércoles, agosto 28, 2013

Lo que la Luna esconde

Detectadas evidencias de agua procedente del interior lunar.

Las misiones Apolo llevaron de vuelta a la Tierra, además de imágenes para la historia, una notable cantidad de piedras lunares para su análisis en laboratorios terrestres. Un regalo para los científicos planetarios, que tenían por primera vez la prosibilidad de manipular y estudiar muestras llegadas de nuestra compañera planetaria sin alteración alguna, y cuyos resultados ofrecieron un resultado inesperado: Señales de agua, algo que estaba en clara contradicción con la idea de un mundo completamente seco, carente de cualquier rastro del líquido elemento. Tan extraño e inesperado que se terminó concluyendo que se habían contaminado a su llegada a nuestro planeta y su húmedo ambiente, que esa agua era, al fin y al cabo, terrestre y no lunar.

Hace 5 años, nuevas tecnicas de laboratorio aplicadas a las muestras de los Apolo determinarían que el interior de La Luna no era o había sido tan seco como se creía y que lo observado en ellas era realmente de origen lunar, justo cuando la sonda india Chandrayaan 1 entraba en órbita, dando incio a una nueva era en la exploración lunar. Hielo perpetuo en algunos cráteres polares y detección de una fina capa de moléculas de agua en la superficie lunar, formada por la acción del viento solar demostraron que la realidad lunar es mucho más compleja de lo que durante tanto tiempo se había imaginado. ¿Pero y su interior? Sería posible, desde la órbita, encontrar los mismos indicios minerales de la presencia de agua interna (conocida como magmática) lunar.

Con este objetivo científicos del Lunar Science Institute’s (NLSI) de la NASA estudiaron a fondo los datos del instrumento conocido como Moon Mineralogy Mapper de Chandrayaan 1, un espectrómetro cedido por la Agencia Norteamericana a la India para que viajara a bordo de esta sonda y capaz de revelar la composición mineralógica de la superficie lunar, y más concretamente del cráter Bullialdus, causado por un impacto cerca de ecuador, y por tanto en una latitud muy poco favorable a la presencia de agua, tanto en hielo como formada por el viento solar en cantidades significativas. Perfecta para detectar señales, si existían, de la acción del agua en material procedente del interior, especialmente en su cima central, ya que "esta roca, que normalmente reside muy profundo debajo de la superficie, fue excavada de esas profundidades por el impacto que formó el cráter Bullialdus", explicó Rachel Klima, geóloga planetaria en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Laurel (Maryland). Y los resultados demostrarían de forma definitiva los hallazgo de los Apolo.

"En la comparación con su entorno encontramos que el pico central de este cráter contiene un volumen significativo de Hidroxilo, una molécula que consiste de un átomo de oxígeno y uno de hidrógeno, lo cual es prueba de que las rocas en este cráter contienen agua que se originó muy por debajo de la superficie lunar", concluye Lima

El agua magmática interna proporcionará, a diferencia de la detectada en superficie, información sobre los procesos volcánicos de la Luna y su composición interna, ayudando a formular preguntas acerca de cómo se formó nuestro satélite, y cómo los procesos magmáticos cambiaron al enfriarse, siendo por tanto un objetivo claro para futuras misiones de exploración, tanto de la NASA como de otras potencias espaciales. Se trata de una puerta al interior lunar que se abrió hace más de 40 años con los Apolo...aunque durante muchos años no nos dimos cuenta de ello.

El cráter Bullialdus con su pico central, donde se detectó Hidroxilo.

El Moon Mineralogy Mapper (M3) construido por la NASA y formaba parte del equipo científico internacional de la Chandrayaan 1.

Hergé ya imaginó, en su doble album en que enviaba a Tintin y sus amigos a La Luna, la presencia de agua. Una realidad, sin las exageraciones del comic, donde el protagonista encontraba una amplia corriente de agua congelada en el interior de grandes cavidades lunares, confirmada años después por las sondas exploradoras. 

Evidence of Internal Moon Water Found 

Moon Water Discovery Hints at Mystery Source Deep Underground

No hay comentarios: