Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

sábado, agosto 17, 2013

En la frontera entre dos eras


Opportunity estudia la base de Solander Point, límite entre diversas épocas geológicas.

Cuando Spirit aterrizó en las llanuras que forman el interior del cráter Gustav, elegido porque se consideraba probable que grandes masas de agua líquida, puede que incluso un gran lago, hubiera ocupado su interior, se encontró con la sorpresa inicial de que no se detectando señales de tal presencia. En su lugar, para decepción del equipo liderado por Steve Squyres, un antiguo terreno volcánico parecía extenderse ante el. Pero todo cambiaría en Sol 159, cuando Spirit alcanzó los primeros objetivos de estudio en la base de las Colinas Columbia y los datos cambiaron radicalmente, encontrado por fin las primeras evidencias de que efectivamente el agua líquida había estado presente en el, aunque coladas de lava posteriores habían ocultado esas señales. Solo las Columbia se habían elevado sobre ellas, permitiendo acceder a lo que allí había ocurrido durante los primeros tiempos de la historia de Marte.

Algo parecido lo ocurrió a Opportunity. Desde su aterrizaje en el pequeño cráter Eagle encontró señales de la presencia de agua líquida, pero todas ellas indicaban que esta tenía un alto nivel de acidez y por tanto hostil a la vida tal y como la conocemos. No sería hasta 7 años después, cuando llegó hasta el cráter Endeavour y se adentró en Cape York, que detectó señales de la antigua existencia de un ambiente húmedo y neutro, ideal para ella. El largo viaje a través de lo que se conoce como "Burns Formation", y que abarca toda Meridiani Planum excepto los bordes de Endeavour, había concluido.

Desde entonces Opportunity se mueve entre dos eras marcianas, una donde un ambiente húmedo pero ácido dejó su huella química, y otra más antigua, donde este ambiente era neutro y mucho más acogedor, huellas de un pasado lejano enterrado por las arenas del tiempo que acontecimientos cataclísmicos como es el impacto de un asteroide de cierto tamaño y el cráter que se forma pueden sacar de nuevo a la luz. De ahí que desde su llegada a Merdiani Planum este explorador tenga una curiosa atracción por los cráteres (Victoria, Endurance, Erebus, ect..), ya que son una auténtica puerta al pasado. Y Endeavour, con sus más de 20 Kilómetros de diámetro, era sin duda lugar soñado para los científicos de la misión.

Actualmente Opportunity se encuentra en las faldas de Solander Point, y por tanto en el límite entre 2 eras marcianas...por un lado la blanquecina llanura que separa este último de Cape York y que forma parte de la "Burns Formation", y por otro las oscuras laderas de Solander, del que se tiene indicios, por parte de la Mars Reconaissancce Orbiter, de que podría contener minerales formados por un ambiente húmedo y neutro, es decir de una epoca anterior a la primera. Una línea de separación entre 2 formaciones geológicas, juntas en el espacio pero muy alejados en el tiempo, cada una de ellas señales de épocas muy diferentes y que marcan la evolución de Marte hasta su situación actual.

Un lugar ciertamente interesante y por ello Opportunity, cuyos niveles de producción energética y de acumulación de polvo en los paneles aún son óptimos, afronta ahora una amplia campaña de estudio de esta zona, que podría extenderse durante los próximos meses, quizás hasta mediados de Diciembre, fecha máxima para dirigirse hacia la ladera Norte de Solander Point, desde donde podrá adquirir una orientación e inclinación adecuadas para pasar el nuevo Invierno marciano que se aproxima, con el mínimo de luz solar previsto para Febrero de 2014. Hasta entonces seguirá recorriendo esta frontera en el espacio y en el tiempo, entre dos eras de la larga historia de nuestro vecino planetario.

La clara frontera entre la llanura, que corresponde a una era posterior en la evolución climática de Marte, y las oscuras laderas de Solander, que parecen corresponder a una época anterior y más habitable.

Opportunity inicia su viaje por las laderas de Solander Point, el principio de una nueva aventura.
La base de Solander Point esta llena de rocas desprendidas de las partes más altas, lo que las covierte en objetivos interesantes para su estudio. En este caso Opportunity se aproximó a una gran roca siguiendo la ruta que vemos en la imagen inferior.

Bajo la luz de un Sol cada vez más tenue, a medida que se aproxima el Solsticio de Invierno. 

Mars Rover Opportunity Working at Edge of 'Solander'

4 comentarios:

hugo walter pacilio dijo...

Espero que todo siga bien para el rover Opportunity , que se prepare para el invierno marciano más alla de febrero de 2014 o sea 10 años después de su llegada , por ahora da la sensación de que todo iría bien .. Ojala .....

Tokaidin dijo...

Nunca hay que olvidar que cada día de más es un regalo por parte de un vehículo del que se esperaba, tirando por lo positivo, una duración de 1 año terrestre o quizas un poco más. A diferencia de Curiosity no tiene los sistemas críticos duplicados, por lo que cualquier fallo significaría el final de su larga vida.

De momento, pero, todo indica que sigue un una salud mas que buena a pesar de algunos pequeños problemas fruto de su edad ;)

hugo walter pacilio dijo...

Totalmente cierto , hasta los científicos saben que un día sus ruedas no se moverán más , por eso cada día eso un gran triunfo ......

casino online en bolivares dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.