Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, junio 13, 2013

Los colores de Mercurio


Hasta 2011 era un planeta tan cercano como desconocido, solo visitado en una serie de 3 sobrevuelos cercanos por la Mariner 10, que nos desveló solo uno de sus hemisferios, quedando el resto de la superficie, en realidad más de la mitad, oculta a nuestros ojos. Esta misión representó un salto enorme en nuestro conocimiento de este mundo, pero al mismo tiempo se generaron nuevos misterios y nuevas preguntas por responder, que simplemente replazaron a las antiguas. Poco más se le podía pedir a una sonda lanzada en 1973, que realizó un trabajo extraodinario para la tecnología de la época. Pero era evidente para todos aquellos que participaron en esta aventura de descubrimiento que necesitarían mucho más que un solo explorador para desvelar todos sus misterios.

Pasarían décadas hasta la llegada de la MESSENGER, que en 2011 entró en órbita alrededor de Mercurio, dispuesta a poner fin al olvido en el que habia caido hasta ese momento y completar lo que su antecesora había comenzado. Y realmente así lo hizo a lo largo de los 2 años siguientes, hasta llegar a la actualidad, aún en activo en lo que es su primera misión extendida y a la espera de la aprobación de una segunda...un periodo de tiempo relativamente escaso, pero suficiente para que sus avanzados equipos hiceran que Mercurio pasara de ser un casi perfecto desconocido, un auténtico olvidado por parte de la carrera espacial, a uno de los mundos más explorados del Sistema Solar, solo superado en este aspecto (dejando La Tierra a un lado, evidentemente) por La Luna, Marte y el protoplaneta Vesta.

El vídeo superior resume todo lo dicho anteriormente, mostrando no solo casi la totalidad de la superficie, algo imposible hasta su llegada, como su extrema complejidad, con los colores exagerados para aumentar el contraste entre los diversos tiempos de terrenos. Si lo vieramos con nuestros propios ojos o en fotografías "normales" Mercurio se nos presentaría, desde la distancia, con tonalidades grises, con diferencias apenas distinguibles, un lugar que con razón podríamos considerar aburrido y nada destacable, lo que, como podemos ver, dista de ser la realidad de este mundo sumido en el resplandor del Sol.

Mapas globales, una composición química inesperada que lo diferencia de La Luna y cualquier otro cuerpo planetario de Sistema Solar, grandes coladas de lava que cubren hasta el 65% del Hemisferio Norte, el descubrimiento de los "hollows" o huecos, extrañas fosas cuyo proceso de formación parece seguir hoy día, de hielo de agua en las zonas polares, un campo magnético no alineado con su enorme núcleo y mucho más es el legado científico de MESSENGER, una misión pionnera de la que esperamos nos siga desvelando los enigmas de un mundo mucho más sorprendente de lo que la Mariner 10 nos hizo nunca imaginar. 

El rostro de Mercurio en toda su complejidad geológica. Destaca la gran mancha brillante que vemos en la parte superior derecha y que corresponde a la Cuenca de Caloris, hoy día cubierta de antiguas coladas de magma y la mayor estructura del planeta formada por el impacto de un gran cometa o asteroide.

Mercurio con sus colores naturales, tal como lo veríamos con nuestros propios ojos, un mundo en apariencia no muy diferente a La Luna. Sin embargo, al igual que esta última, tiene mucho más de lo que parece.

Desvelando la superficie más allá de la visión humana.

All of Mercury

2 comentarios:

AstroDesvern dijo...

Un post muy interesante.

Muchas gracias por tu blog.
Oriol

Por cierto, podemos hacer algo parecido con una foto nuestra de la Luna y saturamos los colores al máximo.
p.e.
http://2.bp.blogspot.com/-gdUXxXD0YZY/T6Qv7QkKLpI/AAAAAAAACUE/SNATa9Hvkvs/s1600/IMG_2546wc.jpg

casino online en venezuela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.