Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, mayo 16, 2013

El fin de la caza

El telescopio espacial Kepler llega al final de su etapa como buscador de exoplanetas.

Esta destinado a tener un lugar de privilegio en los libros de historia de la carrera espacial, ya que el Universo que nos rodea ya nunca será el mismo que era antes de que abriera por primera vez los ojos hacia las profundidades...llegó cuando solo conocíamos unos pocos planetas en otras estrellas y nos deja con una galaxia llena de mundos, donde los sistemas planetarios son más una norma que una excepción y donde La Tierra, sin dejar de ser un lugar maravilloso en su singularidad, posiblemente ya no está tan sola en la inmensidad como podíamos pensar hace apenas una décadas. Ningún otro explorador nos ha dado tanto como el telescopio Kepler, cuya gran caza de exoplanetas llegó hace unas horas a su final.

Era una noticia esperada después de que en las últimas semanas surgieran problemas (una fricción excesiva) en la rueda de reacción numero 4, una de las 3 con las que aún contaba Kepler y que son básicas para poder observar las estrellas seleccionadas con la suficiente precisión y estabilidad para poder captar las tenues variaciones en su luminosidad causadas por mundos que las orbiten. El año pasado ya dejó de funcionar la numero 2, lo que dejaba a este ingenio espacial, una vez activada de la reserva, sin margen de error, ya que son necesarias 3 para obtener la precisión necesaria para su misión primaria, y con la confirmación de que la 4, a pesar de todos los intentos por recuperarla, se pone punto final a una misión histórica.

Pero no el propio telescopio, ya que el resto de sus sistemas siguen en perfecto funcionamiento y , con las 2 ruedas restantes más los impulsores de los que está dotado, se espera poder asignar a Kepler nuevos objetivos científicos. El objetivo es poner al telescopio en el llamado estado "Rest Point", que permitiría alargar las reservas de combustible desde los pocos meses a varios años, alargando así su operatividad: "El estado Rest Point es una especie de oasis, donde podemos aparcar el vehículo mientras decidimos qué podemos hacer, o para verificar si hay otro modo de que podamos operarlo. Una vez que lo sepamos podemos saber lo que la nave puede hacer en el futuro", explica Charles Sobeck, director del proyecto.

Básicamente se trata de minimizar el uso de combustible al tiempo que proporciona comunicación continua. Se usa la presión solar en conjunción con el uso mínimo de los impulsores para permitir un lento movimiento de balanceo del vehículo, muy económico en combustible y que mantiene los paneles solares apuntando hacia el Sol y las antenas de comunicaciones hacia La Tierra.

Aunque los técnicos aún seguirán haciendo intentos de recuperar el movimiento de la rueda de reacción lo cierto es que, después de una misión original que se extendió hasta Noviembre de 2012, y una extensión que debería haber permitido extender su actividad "cazaplanetas" hasta 2016, su misión se puede dar por concluida. Y lo hace, a pesar de todo, como uno de los mayores éxitos de la historia de la NASA, dejando para la posteridad 2740 candidatos a planetas, de los que 132 están confirmado, mientras que muchos otros posiblemente están esperando, escondidos en el inmenso caudal de datos recibidos y aún en estudio.

Sus descubrimentos han marcado un antes y un después en la visión que tenemos, tanto del Universo como de nuestro lugar en el Cosmos, y por todo ello merece ser recordada para siempre.

El gran cazador de planetas, que centrando su atención en más de 100.000 estrellas que observó continuamente desveló casi 3.000 posibles planetas. Teniendo en cuenta que se trata de una parte mínima de la población estelar de la Vía Láctea y que solo puede captar aquellos cuyo plano orbital los situara exactamente entre su estrella y La Tierra, eso implica que el numero total podría ir más allá de lo que podemos ni tan solo imaginar. (Traducido por Ernesto Contreras Cazaña).

Kepler se mueve en una órbita solar de 372 días de duración.

Las ruedas de reacción son una forma efectiva reducir el gasto del preciado combustible a la hora de controlar la posición de un vehículo, y están presentes en todos los vehículos exploradores, desde telescopios orbitales a sondas interplanetarias. Una cierta tendencia a fallar y dar problemas es el gran "pero" de este sistema.

La caza de planteas explicada de forma sencilla y divertida. 

Kepler ya no podrá buscar exoplanetas

Planet-Hunting Kepler Spacecraft Suffers Major Failure, NASA Says


Kepler Planet-Hunting Mission in Jeopardy

No hay comentarios: