Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

miércoles, mayo 08, 2013

Cuando el Universo se estremece

Observatorios orbitales y terrestres captan la mayor explosión jamás registrada.

El 27 del pasado mes de Abril fue uno de esos días soñados por los astrónomos, en que la paciente observación de la aparentemente tranquila Bóveda Celeste tiene su recompensa de la forma más inesperada posible. Y es que ese día, a una distancia que los cálculo estimativos basados en el corrimiento hacia el rojo detectado sitúan a "solo" unos 5.000 Millones de años-luz de La Tierra (una distancia enorme pero no excesiva en términos cósmicos) algo generó una espectacular explosión, una colosal y repentina emisión de energía en todas las frecuencias del espectro, desde los Rayos Gamma hasta las ondas de Radio, pasando por la luz visible y el Infrarrojo, que rompió todos los récords establecidos.

Sería los observatorios orbitales Swift y Fermi, que observan en Cosmos en Rayos X y Rayos Gamma respectivamente, los primeros en dar la señal de alarma y avisar a La Tierra de que algo inesperado estaba sucediendo, poniendo en alerta a diversos telescopios terrestres. En menos de 3 minutos el telescopio ISON, en New México, captó la detonación en luz visible y transmitió una coordenadas más exactas, lo que permitió que en pocos minutos el telescopio P60 (California), el PAIRITEL (Arizona) y el Faulkes North (Hawaii) dirigir también su mirada hacia ese punto de firmamento. También fue ese el caso del telescopio Gemini North, cuyos datos permito calcular la distancia.

Posteriormente el examen de las imágenes registradas por RAPTOR, un sistema de monitorización del firmamento, mostró que había captado el destello en luz visible (magnitud +7,4) 50 segundos antes de que el Swift diera la señal de alarma, mientras que el Very Large Array (VLA) había hecho lo propio en forma de ondas de Radio de baja energía.

Con la denominación oficial de GRB 130427A esta explosión de Rayos Gamma, considerados marca un nuevo máximo conocido, tanto en potencia como en duración, ya que el telescopio espacial Fermi siguió detectando la detonación durante horas, mientras que habitualmente se extienden entre unos pocos segundos y varios minutos.

Considerado el fenómeno más energético del Universo, las GRB se suelen relacionar con la explosión de estrellas masivas o la colisión entre dos pulsars, aunque en este segundo caso parecen generar destellos de muy corta duración, de menos de 2 segundos, por lo que se podría casi descartar esta segunda opción como explicación de lo observado. Lo más habitual, cuando ocurren relativamente cerca, es observar la aparición de una Supernova varios días después del destello Gamma.

Sea cual sea su origen último, lo cierto es que ese 27 de Abril una gigantesca explosión, ocurrida puede que incluso antes del nacimiento de la propia Tierra, hizo saltar todas las alertas, tan deslumbrante y duradera a pesar del abismo en el espacio y el tiempo que apenas podemos ni tan solo imaginar su auténtica magnitud.


GRB 130427A visto por el telescopio Swift en una imagen de solo 0.1 segundos de exposición, pocos instantes después de desencadenarse el GRB.

La curva de luz detectada por Swift.

GRB 130427A vista por Fermi, en una animación que abarca desde 3 minutos antes hasta 14 horas después de la detonación, lo que permite apreciar la inusual duración de fenómeno. 

Earth's Major Telescopes Investigate GRB 130427A


Bright, Long-Lasting GRB Sets Energy Output Record

1 comentario:

El Abogado del Diablo dijo...

Si te enteras de que han encontrado una Supernova ahí, dínoslo "plis" ;)

Por cierto no viene al tema, pero si queréis ir a Marte aquí tenéis vuestra oportunidad:

http://www.formulatv.com/noticias/30959/mas-mil-personas-dispuestas-participar-reality-marte/

XD

Saludos