Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

martes, enero 31, 2012

Espías en el cielo

KH-9 HEXAGON, los grandes satélites con los que EEUU vigilaban a la URSS.

La llamada "Guerra fría" fue una época donde la misma necesidad de superar al adversario y adelantarse a sus intenciones impulsó la carrera espacial como jamás hemos vuelto a ver, siendo este enfrentamiento entre bloques antagónicos el motor que llevó a la Humanidad hasta metas que parecían imposibles poco antes. Solo así se explica, por ejemplo, que apenas cinco años después de lanzarse el primer satélite artificial se sobrevolara Marte (Mars 1) y Venus (Mariner 2), y que en poco más de una década se pisara la Luna. Un ritmo de acontecimientos impensable en la actualidad, donde todo, y en especial lograr el presupuesto necesario, resulta tarea complicada..

Pero los frutos de esta competición no fueron siempre conocidos por el público, y más allá de las misiones de exploración planetaria, que siempre interesaba darles cobertura mediática (especialmente si tenían éxito, claro está) para restregárselo en la cara al adversario, hubo otra serie de vehículos espaciales, tanto del lado Norteamericano como el Soviético, que por su propia naturaleza fueron mantenidos en secreto durante muchos años, y que solo ahora, con la desclasificación de los documentos, se conocen.

Conocidos como " Big Bird", los KH-9 HEXAGON fueron una serie de 20 satélites (de los que fallo solo uno) de grandes dimensiones (18 x 3 metros) que se lanzaron entre 1971 y 1986, y provistos de una óptica que le permitían obtener fotografías de la superficie de extraodinaria precisión...por un lado su cámara principal, diseñada para tomar imágenes en stereo con una resolución que llegó, en las últimas fases del proyecto, hasta solo 0.6 metros, y por otro la llamada "cámara cartográfica", de resolución algo menor (6 metros) pero que abarcaba zonas amplias del planeta.

Toda esta información no se transmitía por radio, sino que se registraba en cinta fotográfica que eran enviadas a la Tierra con una serie de cápsulas (En total cada satélite disponia de 4), que tras reentrar  en la atmósfera y desplegar su paracaídas, solían ser recuperadas en el aire por aviones o helicópteros especialmente desplegados para ello. Lo que no era una operación fácil, como demuestra que el envío realizado por el primer HEXAGON acabó en el fondo del Pacífico en 1972

En el habían fotografías de alta resolución de las bases de submarinos y silos de misiles de la Unión Soviética, una carga tan valiosa (y tan mantener en secreto) que la Marina de los EEUU llevó a cabo una temeraria misión de rescate mediante su vehículo para inmersiones profundas Trieste II, que consiguió recuperar la cápsula tras sumergirse hasta los 3 Kilómetros de profundidad.

Este sistema de observación tan avanzado puso en clara ventaja a los EEUU, tal como explica el historiador militar Dwayne A. Day: "A los soviéticos les llevó un promedio de 5 a 10 años para ponerse al día durante la Guerra Fría, y en muchos casos nunca llegaron a igualar las capacidades norteamericanas". Cabe señalar, pero, que a pesar de que su objetivo principal era espiar a los soviéticos, los HEXAGON también realizaron investigaciones de carácter pacífico...así, los 5 y 7 llevaron consigo radares Doppler para medir la densidad atmosférica en las capas altas, mientras que 10 y 12 transportaron pequeños satélites científicos.

El programa KH-9 HEXAGON llegó a su final en 1986, con el lanzamiento del KH9-20, que fue, precisamente, el único que falló de todos ellos, y tras lo cual cayó un tupido velo de secretismo que acabó el pasado 17 de Septiembre, cuando los documentos sobre este proyectos fueron desclasificados, junto a los de los también hasta ese momento secretos KH-7 GAMBIT y KH-8 GAMBIT 3. Fueron los ojos de EEUU en una guerra sin batallas, donde cada bando intentó llevar hasta el límite su capacidad tecnológica para superar al rival y ir más allá...una historia que se extendió durante décadas y algunas de cuyas páginas justo ahora estamos empezando a conocer.

Un KH-9 Hexagon en pleno proceso de ensamblaje.

El módulo de impulsión.

El vehículo de transporte de los KH-9 Hexagon entrando en una autopista...ninguno de los otros conductores podía imaginar cual era su cargamento.

Las cuatro cápsulas de retorno.

Una de ellas en pleno retorno a la Tierra y justo antes de ser recuperado.

Declassified US Spy Satellites Reveal Rare Look at Secret Cold War Space Program

No hay comentarios: