Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, enero 05, 2012

En equilibrio entre dos fuerzas

¿Y si la Tierra dejara de girar?

Aunque no tengamos esa sensación, nuestro planeta gira velozmente sobre si mismo, llegando en el Ecuador a unos asombrosos 1.667 Kilómetros/Hora. No lo notamos por el mismo motivo que no sentimos la velocidad dentro de un tren o un avión, ya que todo se mueve con el, incluido el aire, los mares y nuestros propios cuerpos, por lo que la velocidad relativa entre ellos es 0. Solo el desplazamiento del Sol y las estrellas delata la rotación terrestre, aunque por ese mismo motivo durante una parte de nuestra historia imaginamos que era los astros, el firmamento, los que se desplazaban a nuestro alrededor

El resultado de este giro, además de los ciclos de día y noche, es que La Tierra no es totalmente esférica, sino ligeramente elipsoidal, siendo en el Ecuador 21 Kilómetros mas ancha que no el los Polos, ya que esta se aplana por el eje de rotación y se expande por la "cintura". Puede parecer poca cosa, pero estamos hablando de una diferencia de altura que es más del doble de la del monte Everest.

¿Y si se detuviera? De ser algo repentino no quedaría nadie vivo para preocuparse de ello, y posiblemente ni el propio planeta sobreviviría, despedazado por la inercia resultante, así que imaginemos que ocurre de forma más lenta, a lo largo de varias décadas. El resultado sería un mundo muy diferente al que conocemos. Sin rotación y, en consecuencia, sin fuerza centrífuga, afrontaríamos un cambio radical del rostro de La Tierra, que terminaría, según los modelos presentados por Witold Fraczek, del Application Prototype Lab, dividida en tres zonas bien diferenciadas, con dos grandes océanos y un único continente que se extendería a la largo de todo el Ecuador, como un cinturón de tierras emergidas rodeando un mundo acuático.

La deformación generada por la rotación terrestre incluye a los Océanos, que también se elevan en el ecuador, hasta el punto de que se encuentran unos 8 Kilómetros por encima de sus equivalente polares. Pero sin ella, con la gravedad convertida en la única fuerza que dictara sus normas, las aguas oceánicas irían migrando hacia las zonas polares, allí donde esta es más intensa, mientras que nuevas tierras ecuatoriales irían emergiendo a medida que el nivel de las aguas fuera bajando. Cuando el proceso terminara el Himborazo (Ecuador) y el Kilimanjaro (Tanzania) se elevarían 13.615 y 12.786 Metros por encima del nivel del mar, convirtiéndose en los puntos más altos del globo.

El proceso empezaría por las regiones polares y las aguas irían avanzando lenta pero imparablemente hacia latitudes más bajas, lo que daría tiempo para que la población pudiera escapar de un destino atroz...al menos la que hubiera sobrevivido al caos climático y los devastadores terremotos que acompañaría el proceso, el primero debido sobretodo a la desaparición de los patrones de circulación atmosférica que tienen también  en la rotación terrestre su motor, y el segundo por la recolocación de las placas tectónicas. Posiblemente el lento avance las aguas sería, en un primer momento, lo menos traumático de todo.

Cuando todo terminara La Tierra sería un mundo totalmente diferente al que conocemos, y no solo por el cambio radical en la distribución de las tierras emergidas...lo que quedara de la Humanidad tendría que hacer frente a un medio mucho menos acogedor del que conocieron. La lucha por la supervivencia, lejos de terminar una vez el planeta se estabilizara de nuevo, no habría hecho sino comenzar.

La velocidad de rotación, que es de 1670 Kilómetros/Hora, se va reduciendo lentamente hasta los Polos, donde es 0.

La Tierra, al igual que el resto de los planetas y grandes satélites, tiene una forma esférica debido al efecto de su propia gravedad, pero la velocidad a la que gira sobre si misma hace que esté ligeramente deformada, del orden de un 0.33%, por lo que alguien situado en uno de los Polos está 21 Kilómetros más cerca del centro del planeta que alguien situado en el Ecuador.

Fruto de todo ello la fuerza del campo gravitatorio es más intenso en las zonas polares y se va debilitando hasta llegar al Ecuador, donde llega a su nivel más bajo. Lógicamente el agua debería desplazarse hacia estas primeras, pero la fuerza centrífuga generada por la rotación terrestre actúa como contrapeso y lleva a los Océanos a un estado de equilibrio.

La atmósfera terrestre se rige por un complejo sistema, que tiene en el efecto generado por la rotación terrestre uno de sus motores principales gracias al llamado efecto Coriolis. Tanto directamente, al impulsar los vientos hacia el Oeste en el Ecuador, como indirectamente, al limitar las horas de luz y oscuridad, y con ello la cantidad de energía térmica recibida en cada momento en cada zona del planeta.

El nacimiento de un nuevo mundo...cuando todo terminara, La Antartida, Siberia, Canada y parte de los EEUU, así como parte de Argentina y Chile estarían bajo las aguas, al igual que casi toda Europa, de la que solo se mantendría sobre las aguas la península Ibérica y parte de Italia y Grecia. En el lado contrario nuevas tierras, hasta ese momento parte del fondo oceánico, saldrían a la superficie. Debido a la diferencia entre la capacidad de un Hemisferio y otro, habría una diferencia de 1.5 Kilómetros en el nivel de las aguas de los nuevos océanos Austral y Boreal.

Modeling the absence of centrifugal force

No hay comentarios: