Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

lunes, octubre 14, 2013

A 100 días del despertar

Rosetta despertará de forma definitiva a principios de año después de permanecer más de 2 años en hibernación.

El 2 de Marzo de 2004 Europa lanzaba la misión interplanetaria más ambiciosa de su historia, una sonda y un pequeño vehículo de aterrizaje con el objetivo de, siguiendo la estela que dejó tras de si el extraordinario éxito de Giotto en su encuentro con el Halley, ir un paso más allá y explorar un cometa con una amplitud nunca vista, tanto desde el espacio como desde la propia superficie. La naturaleza de estos como auténticos fósiles de la formación del Sistema Solar, en que podríamos encontrar materia inalterada desde hace miles de millones de años convierte su estudio en una de las prioridades de la comunidad científica.

Llegar hasta el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko es relativamente sencillo, pero hacerlo con la velocidad y trayectoria necesaria para que la sonda pudiera seguirlo en su desplazamiento orbital hacia el Sol durante al menos durante 1 año resultaba mucho más complicado, y por ello Rosetta han sido necesarios 12 años de viaje, un encuentro con Marte y hasta 3 con La Tierra para lograr ajustar su camino con los parámetros necesarios para cumplir su misión. Un auténtico "billar" planetario de extrema complejidad que deja al de Juno, en comparación, como algo realmente simple.

Un viaje tan complejo que su tercer y último encuentro con La Tierra, en el último "impulso" antes de su encuentro con Gerasimenko, Rosseta fue enviada muy lejos del Sol, en una órbita cuyo apogeo la llevó muy cerca de la órbita de Júpiter, una distancia extrema para una sonda que obtiene su energía de la luz solar. Por ello, en Junio de 2011, fue puesta en "hibernación", con todos sus sistemas al mínimo para ahorrar energía, orientada de manera que sus paneles solares recibieran tanta luz solar como sea posible, y con un giro lento para mantener la estabilidad. Y así permsnece desde entonces, moviéndose en silencio por las frías regiones que se extienden más allá de Marte.

Pero este largo sueño está a menos de 100 días de su final. Será a las 10:00 GMT del próximo 20 de Enero de 2014 cuando suene la alarma del reloj interno de Rosetta y está inicie su despertar definitivo. Será un proceso lento, donde primera deberá calentar sus instrumentos de navegación y luego dejar de girar para apuntar su antena principal hacia la Tierra y hacer saber que aún está viva. "No sabemos exactamente a qué hora Rosetta hará su primer contacto con la Tierra, pero no esperamos que sea antes de las 17:45 GMT del mismo día", afirma Fred Jansen, director de la misión, "estamos ansiosos para evaluar la salud de la nave después de que haya pasado casi 10 años en el espacio".

Cuando Rosetta se despierte se encontrara ya a solo 9 millones de Kilómetros de cometa, y poco después iniciará la activación y comprobación de sus instrumentos (11 de la propia sonda y 10 de módulo de aterrizaje Philae). A principios de Mayo se habrá aproximado a solo 2 millones de Kilómetros, momento en que se recibirán las primeras imágenes, y a finales del mismo mes realizará una última maniobra para poner a la sonda en ruta hacia su encuentro con Gerasimenko, previsto para Agosto.

A partir de ese momento empezará a acompañar al cometa en su viaje hacia el Sol, durante el cual levantará un detallado mapa de la superficie, lo que permitirá elegir el lugar adecuado para el descenso de Philae, para lo cual la sonda se aproximará a solo 1 Kilómetro de distancia antes de soltarla. Se espera que Rosetta siga a Gerasimenko hasta Diciembre de 2015, lo que le permitirá ser testigo, desde un punto de vista privilegiado, de su paso por el Perihelio, previsto para Octubre de este mismo año, asistiendo por tanto a su ciclo completo de actividad a muy corta distancia.

Pero primera deberá despertar. El reloj sigue su cuenta atrás hacia ese momento crucial.


El largo viaje de Rosetta, con 3 encuentros con La Tierra y 1 encuentro con Marte, para finalmente hacer un último "salto" hacia el exterior, casi hasta la órbita de Júpiter antes de dirigirse hacia su encuentro con Gerasimenko. Será el esperado final a 12 años de viaje.

Philae, el pequeño módulo de 100 Kilogramos deberá aterrizar en la superficie del cometa, anclándose a ella con una serie de ganchos para no ser despedida al exterior a causa de la débil gravedad presente. Entre sus instrumentos un sistema de cámaras panorámicas y de descenso que deberá ofrecernos imágenes espectaculares.

La Tierra y Marte recibieron la visita de Rosetta en busca del impuslo necesario para su misión.

El plan previsto una vez salga de su hibernación.

Rosetta: 100 days to wake-up

No hay comentarios: