Ultimas imágenes de Curiosity

Una vista en 360º
Sol 1705

miércoles, abril 19, 2017

Cuando mueren los héroes

Así será los últimos desafíos de Cassini antes de su destrucción.

El "Gran Finale" ya está aquí, y con el inminente inicio de esta última y espectacular etapa en la vida de esta sonda, llega la hora de conocer un poco mejor como serán estas órbitas finales, que peligros afrontará, como se harán frente, cuales son los objetivos científicos que se esperan alcanzar y como serán los últimos segundos antes de la destrucción.

Después de descartarse otras opciones, como enviarla hacia Urano en un viaje que habría necesitado nada menos que 30 años, o estrellarla contra una de las lunas menores de Saturno, se decidió finalmente que la mejor forma de evitar cualquier riesgo de impacto futuro contra Titán o Encélado, y la contaminación que ello podría provocar, era asegurarse que Cassini quedara reducida a cenizas una vez los bajos niveles de combustible hiciera que el final fuera inminente. La decisión definitiva ya es conocida, 22 órbitas finales, cruzando por la inexplorada región entre los anillos y el planeta. Se espera que el tesoro científico que pueda reunir sea inmenso.Como explica Linda Spilker del equipo científico del JPL, "de algún modo el final de la sonda es una misión nueva… nos adentraremos en el interior de Saturno, mediremos el campo magnético, buscaremos si existe algún tipo de dinamo magnética ¿hay o no desfase entre el eje de rotación y el eje magnético? Poco o mucho configuraremos una idea básica de lo que pasa ahí dentro". 

Si logra sobrevivir, claro, ya que los riegos son evidentes. Cada órbita será ligeramente diferente, las primeras más cercas del borde del anillo, y las últimas cada vez más próximas a las capas altas de la atmósfera. Y en ambos casos es peligro es muy alto. Pero precisamente su condición de sonda a punto de concluir su vida útil hace que se permitan estos riesgos.

¿Está realmente libre de obstáculos esta región? Será la primera sonda que pase por esta zona, y aunque las observaciones previas (este viaje se lleva "cocinando" desde 2010) no han detectado nada peligroso, no podemos estar seguros. Y con la gran velocidad relativa con la que cruzará este región de 2400 Kilómetros de amplitud, cualquier partícula de cierto tamaño que se interpusiera en su camino podría representar el final, tanto por su destrucción total o porque quedara tan dañada que quedara fuera de control. "El anillo mas interior, el D, posee partes que se incorporan y desvanecen en lugares que no somos capaces de ver", explica Earl Maize jefe del proyecto. "Creemos que será seguro pero al acercarnos tanto uno debe tomar las precauciones necesarias…como parapetarse detrás de la antena"

Y así será. Como un soldado de la antigüedad o un caballero de la Edad Media avanzado hacia un enemigo que no deja de dispararle flechas y otros proyectiles, Cassini cruzará, al menos en los primeras órbitas, mucho más cercanas al borde de los anillos, de "espaldas", con su gran antena por delante, para proteger sus zonas vitales, así como los delicados instrumentos, de cualquier posible impacto con partículas de polvo. Eso será especialmente importante entre Mayo y Julio, cuando se aproxime mucho a ello. Con el escudo por delante, avanzando sin miedo.

Pero si esta parte será peligrosa, aún afrontará desafíos mayores en las últimos, ya que paulatinamente cada una de las órbitas lo aproximará un poco más a las capas altas de la atmósfera, suficiente para generar una fricción que podría desestabilizara de forma fatal. Demasiado intensa para ser compensada solo con sus ruedas de reacción, aún funcionales pero que notan ya el paso del tiempo. Será la hora de poner todo la capacidad de Cassini en acción y activar sus impulsores , que serán los encargados de estabilizar la sonda. Buena parte del poco combustible que aún le queda se dedicará a este último servicio. O mejor dicho penúltimo.

Y es que no todo terminará en el momento de adentrarse en la atmósfera. No se rendirá facilmente y durante unos segundos, quizás un minuto, luchará contra la terrible y creciente fricción, aún mayor si se tiene en cuenta que entrará en ella a 110.000  kilómetros/Hora, para mantener su antena orientada hacia la Tierra para ir transmitiendo todos los datos que le sea posible de su entorno. Y quizás incluso una imágen, una última y soñada instantánea entre las nubes de Saturno y con los anillos de fondo, que se quiere intentar aunque las posibilidades no juegan a favor. La velocidad de trasmisión unos 140kb/s, lo que implica que una imagen tarda entre 10 y 20segundos completar su envío, y teniendo en cuenta que la vida de Cassini se extinguirá quizás en menos de un minuto, quizás más quizás menos según lo que aguante la sonda, el plazo es realmente ajustado.

No deja de ser solo una fascinante posibilidad, y con los números en contra. Pero si se consigue podría ser una de las más extraordinarias de la historia de la carrera espacial.

Pero esto solo sería  un premio extra a una vida extraordinaria, un último regalo de un viajero que nunca nos dejó de enviarnos regalos uno tras otro. Lo importante es que se mantendrá en activo hasta casi hasta el fin, enviando información del planeta. Una sonda como esta, que tanto logró y tanto nos dio, no podía simplemente apagarse y desaparecer sin hacer ruido. Por el contrario luchará hasta el último momento en una batalla perdida, pero dejando un legado que sobrevivirá para siempre en nuestros corazones. Y es que así mueren los héroes.

Los diversos pasos en la región entre el planeta y los anillos. Unas primeras relativamente centradas, seguidas de 7 muy cerca de los anillos, otras 5 nuevamente centradas y finalmente 5 rozando la atmósfera superior. Y la última, ya precipitándose hacia la nada.

 Con la antena como escudo, adelante y sin miedo.

La soñada imagen final de Cassini, ya entre las nubes del planeta y los anillos cruzando el firmamento. Las opciones de lograrlo son bajas, pero si se consigue... 

Peligros y hallazgos en el camino final de la Cassini

No hay comentarios: