Ultimas imágenes de Curiosity

Fobos en el cielo diurno
Horizontes cercanos. Sol 2578

jueves, abril 17, 2008

Los ecos de un monstruo dormido

El gigantesco Agujero Negro situado en el Centro de la Via lactea permanece tranquilo, pero hace 300 años presento una fase de actividad extrema.

En una noche despejada busquemos la constelacion de Sagitario y miremosla...al hacerlo, sin darnos cuenta, miramos cara a cara con el monstruo que se esconde en el corazon de nuestra galaxia, un agujero negro con una masa de 4 millones de Soles y que se conoce de forma general como Sagitarius A.

No es nada extraño, pues la mayoria de grandes galaxias tiene uno en su centro, pero el "nuestro" es curiosamente tranquilo comparado con ellos...no presenta una actividad destacada y eso de por si representa un enigma teniendo en cuenta de lo que estamos hablando y si se compara con los de otras galaxias, millones de veces mas violentos. Sin embargo esta curiosa inactividad puede ser solo transitoria segun las observaciones de un equipo de astronomos japoneses, que utilizando cuatro observatorios orbitales capaces de estudiar el cosmos en Rayos-X ( los Suzaku y ASCA, el Chandra de la NASA, y el europeo XMM-Newton ) han encontrado evidencias de que no estaba tan tranquilo hace 300 años...justo lo contrario, protagonizo potentes erupciones de Rayos-X, llegando a ser 1 millon de veces mas brillante que en la actualidad.

Este acontecimiento ha podido ser visto a traves del tiempo gracias al curioso efecto llamado "Eco de luz", que actua de forma parecida a los ecos que escuchamos cuando las ondas de sonido reverberan en una habitacion o valle....en el caso de este evento cosmico, la "luz" en forma de Rayos-X avanzo en todas direcciones, y parte de ella se topo con una gigantesca nube conocida como Sagitarius B2, calentando el gas y haciendo que a su vez empezara a emitir en la misma frecuencia...la nube aun no se ha enfriando y sigue brillando por encima de lo habitual, dando asi un registro unico de la intensidad y momento en que fue "iluminada" por la radiacion procedente de Sagitarius A.

Sagitarius B actua, pues como un espejo gigante ( o siguiendo el simil del "eco", las laderas de la montaña donde se refleja nuestra voz ) que nos proporciona informacion "con retraso", pero que precisamente gracias a ello podemos conocer los momentos en que el monstruo, ahora dormido nuevamente, grito con furia.

The Milky Way’s Slumbering Giant Awakes

No hay comentarios: