Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

sábado, julio 13, 2013

Los pies del gigante

Mars Express nos muestra las complejas laderas del mayor volcán del Sistema Solar.

Mauna Kea es el mayor coloso de La Tierra, una montaña, más exactamente un volcán en escudo, que se eleva 10.203 Metros por encima de la llanura abisal sobre la que se aposenta, siendo los último 4.205 Metros la parte que vemos emerger por encima del nivel del mar y formar, junto con Mauna Loa, Hualalai y Kohala, la isla de Hawái. En todo sus aspectos es una estructura gigantesca, pero palidece ante el Olympus Mons. 

Ambos pertenece a la misma clase de volcán, pero este ultimo se desarrolló hasta más del doble de altura y mucho más en extensión, recordando que a pesar de sus parecidos la historia geológica de Marte siguió caminos diferentes al terrestre, desarrollando mayores estructuras por disponer, de forma paradójica, de menos calor interno y no desarrollar las placas tectónicas globales que vemos en La Tierra y que impiden que un volcán permanezca activo de forma indefinida, al irse viendo desplazando del "punto caliente", la pluma de magma elevándose desde el corazón del planeta que lo alimentaba.

Como resultado Olympus Mons es actualmente un monstruo que se eleva 22 Kilómetros por encima de la llanura, hasta el punto de que su cima se esconde por detrás del horizonte y desde su cima no se podría observar el resto del planeta, escondido a su vez detrás del horizonte. En su rostro están registrados miles de millones de años de actividad, con las señales de antiguos flujos de lava claramente visible, los más jóvenes de los cuales se estima que tienen apenas 2 millones de años, un suspiro a escala cósmica.

Pero aún más espectacular resulta los acantilados que rodean Olympus Mons, muros de hasta 6 Kilómetros que cortan de forma abrupta lo que de otra forma sería un suave descenso de las laderas hasta la llanura circundante. Como un gigante con pié
es de barro su parte inferior sufrió un colapso catastrófico, provocand un alud de material que se extendió cientos de Kilómetros en todas direcciones, y que si bien posteriormente fue cubierto en su mayor parte por coladas de lava posteriores aun se conservan suficientes restos (como Sulci Gordii y Gigas Sulci) para que las evidencias de tan evento no se haya perdido en la noche de los tiempos.

Todo esto y mucho más fue observado en todo detalle por la Mars Express, que el 21 de Enero fijó su atención en el flanco Sudeste del Olympus Mons, ofreciéndonos una maravillosa panorámica tan espectacular como reveladora. Podemos ver las señales de los antiguos flujos de lava, algunos alcanzando el acantilado y extendiéndose por la llanura, otros enfriándose antes de llegar hasta ella, fluyendo siguiendo los desniveles del terreno, con las más jóvenes cortando las más antiguas, algo especialmente visible en el antiguo mar de magma que cubre la llanura. En resumen un dramático cuadro, la historia de un coloso tan enorme que un día sus pies no pudieron soportarlo.

Mapa topográficoy en 3D de esta sección del flanco de Olympus Mons.

Una vista en perspectiva, creada a partir de las imágenes de la Mars Express. Podemos ver como el flujo de lava de la derecha queda cortado de forma brusca, mientras que es que vemos justo a su izquierda de fundo con la llanura, indicando su mayor juventud.

Las observaciones de la Mars Express en contexto.

Un coloso con pies de barro.

At the foot of the Red Planet´s giant volcano

1 comentario:

casino online dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.