Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

lunes, agosto 27, 2012

El día que volamos sobre Marte

Viajando durante los últimos minutos de vuelo de Curiosity. 

Que Curiosity utilizó un sistema de aterrizaje novedoso es algo que conocemos ampliamente. La famosa "grúa aérea" es sin duda la parte más extraordinaria y mediática dentro de los famosos "7 minutos del terror" transcurridos desde el momento en que entró en la atmósfera hasta en instante que sus ruedas se posaron en la superficie de Gale, pero no la única.. 

Y es que la propia trayectoria seguida antes de llegar a esa parte fueron únicos y una demostración de la extraordinaria pericia de todos aquellos que hicieron realidad esta misión, como podremos comprobar en el vídeo superior, donde, a partir de los datos de telemetría recogidos por los diversas sondas orbitales (Mars Express, Mars Odyssey y Mars Reconnaissance Orbiter), esta se reconstruye ahora con notable exactitud. 

Podemos observar como, una vez superado y dejada el momento de temperaturas extremas, Curiosity empezó literalmente a volar a través de la atmósfera, siguiendo una trayectoria paralela con la superficie y comportándose no tanto como una nueva sonda precipitándose hacia la superficie (tal como hicieron sus predecesoras) sino como el primer avión que jamás haya surcado los cielos de otro planeta...todo un logro tecnológico y un ejemplo de la extraordinaria planificación que existió detrás del proyecto. No resulta extraño que, pese a los nervios que todos ellos (y nosotros) vivieron esa noche del 5 al 6 de Agosto, en realidad la NASA considerara que las posibilidades de éxito eran del 99% y que existiera más preocupación por el terreno en si que no por el proceso de descenso.

Al aproximarse a su objetivo se activó el paracaídas, frenando a Curiosity y haciendo que, esta vez si, empezara su caída hacia Gale, después de lo cual llegaría la separación de la fase de descenso, la activación de los impulsores, el descenso controlado hasta situarse a unos metros por encima de la superficie y la activación de la grúa aérea, que depositaría al rover suavemente en la superficie.

Poder reconstruir con exactitud la trayectoria realizada por Curiosity en su descenso y comprobar hasta que punto se ajustó a los cálculos previstos era un objetivo importante para la NASA, ya que estos datos podrían utilizarse en el diseño de futuras misiones de descenso al planeta rojo, de ahí que el trabajo de la Mars Express, que registró los datos de telemetría, fuera tan importante para la Agencia Estadounidense. Pero también nos ofrecen la posibilidad de apreciar, en toda su extraordinaria precisión, el trabajo realizado, el que hizo que durante unos minutos el primero vehículo terrestre volara realmente entre las tenues nubes de Marte...

El viaje de Curiosity hasta la superficie de Marte, narrada por el gran Adam Steltzner...

"Somos los puxxx amos!!!"

No hay comentarios: