Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

miércoles, abril 18, 2012

Volando bajo la lluvia

Cassini realiza dos pasos casi consecutivos a través de los géisers de Encelado.

Existen lugares donde uno siempre quiere volver. No importa las veces que los veas, que tengas incontables fotografías o que ya te conozcas casi de memoria cada uno de sus rincones, resultan tan fascinantes, tan llenos de magia, que desearías poder seguir visitarlos por siempre. Y para los que miran siempre hacia las estrellas uno de esos lugares maravillosos es una pequeña esfera de hielo de apenas 500 Kilómetros de diámetro llamada Encelado.


Desde el mismo momento en que Cassini, tras su llegada al sistema de Saturno, nos mostró por primera vez su extraordinaria naturaleza se convirtió en uno de los objetos mas interesantes del Sistema Solar...enormes plumas de partículas de agua helada proyectadas desde su Polo Sur delataron la intensa actividad interna, alimentada por las mareas gravitatorias del planeta, que sacude este pequeño mundo, y su estudio llevaron a la conclusión de que bajo la helada superficie se escondían grandes cantidades de agua líquida, quizás incluso un océano. De forma inesperada, a 1300 Millones de Kilómetros del Sol, se encontró lo que se considera uno de los lugares más prometedores para encontrar un habita adecuado para la vida.

No es extraño, pues, que junto con el aún más extraordinario Titan, Encelado se haya convertido en el principal objetivo de la Cassini, realizando sobrevuelos extremadamente cercanos para intentar, dentro de sus posibilidades, deducir lo que ocurre en su interior, en algunos casos cruzando literalmente por el interior de las plumas de partículas para permitir al INMS (Ion and Neutral Mass Spectrometer) analizarlas de forma directa. Vuelos que siempre encierran un cierto peligro pero que valen mucho la pena y que han permitido, con el hallazgo de elementos químicos como el Sodio y el Amoníaco, reforzar la idea de que existe un océano (o como mínimo grandes bolsas de agua líquida) bajo la superficie.

Dentro de estos vuelos "bajo la lluvia" podemos situar las últimas de las aproximaciones, ocurridas el 27 de Marzo y el 14 de Abril, y durante las cuales la sonda paso a solo 74 Kilómetros por encima de la superficie...justo por encima de las llamadas "rayas de tigre", las fracturas existentes en el Polo Sur y por las cuales surgen estos espectaculares "geisers". De esta forma Cassini se sumergió de lleno en ellos y permitió al INMS "degustar" nuevamente, y por dos veces, las partículas por ellas emitidos, además de tomar datos sobre el calor emitido mediante con el espectrómetro infrarrojo. Datos, tantos unos como otros, que están permitiendo a los científicos de la misión hacerse una idea aproximada de como funciona el corazón de esta luna sorprendente.

Habrá que esperar un tiempo antes de que se analicen y se publiquen los resultados, pero lo que es seguro es que tras estos pasos consecutivos tan cerca, y de hecho por el interior, de los géisers de Encelado, comprenderemos mejor este mundo único

Se espera que Cassini siga con su trabajo hasta como mínimo 2017, tiempo durante el cual visitará Encelado en diversas ocasiones, y que tendrá su momento cumbre en Octubre de 2015, cuando pasará a solo 49 Kilómetros por encima del Polo Sur...será el vuelo "bajo la lluvia" definitivo, lo más cerca que estaremos nunca (o, como mínimo, durante mucho tiempo) de tocar aquello, sea lo que sea, que se esconde bajo la superficie.

Encelado desde 120.808 kilómetros de distancia. 14 de Abril de 2012.

Fotografía (la segunda con el brillo aumentado para observar mejor los detalles) del tortuoso Polo Sur de Encelado tomada desde solo 185 Kilómetros de distancia...se aprecia ligeramente difuminada debido a la alta velocidad de la Cassini y la poca distancia del momento. 14 de Abril de 2012.
© Unmanned Spaceflight.com

Encelado desde 232.197 Kilómetros. 27 de Marzo de 2012.


Las "rayas de tigre" con los datos en infrarrojo obtenidos durante el sobrevuelo del 12 marzo de 2008...se aprecia como estas fracturas, semejantes a las dorsales oceánicas terrestres, emiten una gran cantidad de calor, con temperaturas registradas de 180 Grados Kelvin, en claro contraste con los 72 K que se registra en el resto de la superficie. Esta claro que algo se mueve bajo sus heladas llanuras, posiblemente fruto de las mareas gravitatorias generadas por Saturno y otras lunas cercanas.

Titán y Encelado, las dos lunas más interesantes de Saturno y dos de los cuerpos más fascinantes del Sistema Solar.


Pretty pictures from Cassini's weekend flybys of Enceladus and Tethys

No hay comentarios: