Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

viernes, junio 12, 2009

Las dos lunas

La sonda Galileo fue el mas claro precedente de la actualmente exitosa Cassini, explorando durante casi 8 años el sistema de Jupiter de forma parecida a como despues esta ultima hizo (y sigue haciendo) en Saturno...y,como ella, tambien Galileo siguio un largo camino, que incluia encuentros con diversos planetas para adquirir una trayectoria y una velocidad adecuadas para su cita con el gigante Joviano. Dos de ellos fueron con la propia Tierra, un momentaneo regreso a casa que sirvio para poner a prueba los intrumentos cientificos de la sonda en forma de imagenes, tanto de nuestro planeta como de la Luna.

De esta ultima Galileo envio numerosas tomas, una de las cuales es la que vemos en la parte superior, mostrando un aspecto de ella que nunca podemos ver desde la Tierra...tomada una vez habia sobrepasado a nuestro planeta y se estaba ya alejando, nos permite ver buena parte de la llamada "cara oculta", esa que, por la sincronizacion entre su rotacion y el tiempo que tarde en completar una orbita, siempre permanece fuera de nuestra vista.

El oscuro mar que asoma por la derecha es el llamado Oceanus Procellarum, tambien visible para los terrestres...el terreno que se extiende mas hacia la izquierda, en cambio, ya forma parte del terreno "invisible", que como puede verse destaca por carecer de los "mares" que dan al rostro lunar su familiar rostro...solo el llamado Mare Orientale, el pequeño circulo oscuro del centro, rompe la monotonia de una superficie dominada por terreno antiguo y lleno de crateres de todos los tamaños.

Aunque no es algo completamente demostrado, se cree que el mismo "anclaje" gravitacional a la que esta sometida hizo que la corteza fuera mas delgada en la cara visible, lo que favorecio que grandes cantidades de magma alcanzaran la superficie al ser rota por impactos meteoricos y la cubriera en parte...la "cara oculta", por el contrario, con su mayor grosor dificulto este proceso, hasta el punto que apenas existen mares tal como los conocemos. Nuestra Luna, esa que brilla en la noche con sus mezcla entre luz y sombra,entre zonas oscuras y claras, entre montañas y llanuras, es un privilegio exclusivo de los que levantamos la mirada al firmamento nocturno para deleitarnos con su extraña belleza.

Far Side of the Moon

No hay comentarios: