Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

martes, diciembre 13, 2016

Una sonda en el limbo

Juno completa su tercer sobrevuelo de Júpiter a la espera de decidir sobre su maniobra de cambio orbital.

No estamos recibiendo demasiadas noticias desde el gigante joviano, y es que la misión al mayor planeta del Sistema Solar vive actualmente en una fase de espera, casi en el limbo entre el éxito y el fracaso. A su primer sobrevuelo, que fue todo un éxito, le siguió, 53 días terrestres después, un segundo mucho más problemático, donde el anómalo funcionamiento de un conjunto de válvulas del sistema de presurización del combustible hizo finalmente suspender la que debía ser la maniobra final, un última encendido de su impulsor principal que la habría llevado a su órbita definitiva, aquella que se considera idónea para alcanzar los objetivos de la misión.

Y para completar el panorama, una vez decidido esto y seguir tomando datos e imágenes desde su órbita actual, Juno entró inesperadamente en modo seguro durante el sobrevuelo (un sistema de protección cuando se detecta algún tipo de anomalía potencialmente peligrosa), por lo que tampoco pudo ejercer su faceta científica. El 19 de Octubre no fue un buen día para todos los que trabajan en este proyecto.

Desde entonces las cosas sigue sin enderezarse por completo. Juno se recuperó y salió del modo seguro, con sus instrumentos de nuevo listos y preparados para la acción, pero las dudas que rodean a las ya mencionadas válvulas siguen ahí, y después de otros 53 días, con la sonda nuevamente en ruta de encuentro con Júpiter, finalmente se decidió aplazar nuevamente la esperada maniobra de ajuste. Una mala noticia, que denota que se sigue sin encontrar las respuestas al problema. Así, el encuentro del 11 de Diciembre nuevamente estuvo centrada en intentar obtener datos e imágenes. Y esta vez, a diferencia de lo ocurrió en 19 de Octubre, todo funcionó perfectamente. En este aspecto, al menos.

A las 17:04 UTC Juno pasó a solo 4.150 Kilómetros por encima de las nubes más altas de Júpiter, a una velocidad relativa de 57.8Kilómetros/Segundo y con 7 de sus 8 instrumentos estuvieron activos y reuniendo información. Solo el JIRAM (Jovian Infrared Auroral Mapper) permaneció desactivado a la espera de una actualización del software. Se espera que para el sobrevuelo del 2 de Febrero este ya en disposición de trabajar. A la espera de disponer de los resultados de este nuevo sobrevuelo, que esperemos sean espectaculares, se mantiene la gran pregunta. ¿Veremos a Juno en su órbita definitiva? "Tenemos una nave espacial saludable que está realizando su misión admirablemente, y podemos obtener una gran ciencia cada vez que sobrevolamos", explica Rick Nybakken, gerente de proyecto Juno del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. "No queremos añadir cualquier riesgo innecesario, por lo que estamos avanzando con cuidado". Una forma suave de decir que no lo sabemos.

Que Juno llegue a situarse en un órbita de 14 días es vital para que alcance sus metas, especialmente de levantar un mapa completo de su campo gravitatorio y composición atmosférica, al menos lo suficientemente preciso para desvelar el interior del planeta y obtener respuestas sobre su formación. En la órbita actual permite también recabar un valioso botín científico, pero queda lejos de lo que se conseguiría si se colocara en su órbita definitiva, cuidadosamente diseñada para, precisamente, lograr el máximo de rendimiento. Si finalmente esto no llegara Juno quedará para la historia como una misión en el limbo, no un fracaso, ya que llegó y generó numerosa información sin duda valiosa, pero tampoco un éxito, ya que no habrá alcanzado sus metas reales.

Solo queda esperar. Pero el tiempo y la radiación, algo menos intensa en su trayectoria actual pero igualmente dañina a largo plazo, corren en su contra.

7 de los 8 instrumentos de Juno estuvieron activos durante el sobrevuelo del 11 de Diciembre. Solo JIRAM, que estudiará las capas superiores de la atmósfera hasta una profundidades de entre 50 y 70 km, permaneció desactivado a la espera de una actualización del software.

Después de dos órbitas de captura, Juno debería haber maniobrado durante la segunda de ellas para colocarse en la órbita definitiva. Sin embargo esta operación se está aplazando ante las dudas sobre las válvulas del sistema de presurización del combustible. Si no se consiguiera finalmente colocarla en la posición buscada, los resultados finales estarán muy por debajo de lo esperado.

NASA Juno Mission Completes Latest Jupiter Flyby

No hay comentarios: