Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, octubre 11, 2012

Visitas inesperadas

New Horizons tendrá, a finales de 2013, un encuentro lejano con un recién descubierto asteroide troyano de Neptuno.

Los planetas no son cuerpos solitarios...con excepción de Mercurio y Venus, condicionados por su proximidad al Sol, todos ellos viajan en compañía. La más conocida, evidentemente, son la que representan los múltiples satélites que, desde La Tierra a Neptuno, encontramos moviéndose a su alrededor .Pero no es la única. Y es que mucho más lejos encontramos a otro tipo de "compañeros"planetarios, que pasan mucho más desapercibidos. Son los conocidos como asteroides troyanos.

Descubiertos en 1906 ((588) Aquiles), estos curiosos cuerpos celestes preceden y siguen a La Tierra, Marte, Júpiter, Saturno y Neptuno, atrapados en los puntos de Lagrange L4 y L5, puntos de equilibrio gravitatorio situados a 60° de la línea que une el Sol y el planeta. Aunque sería más adecuadio decir que se encuentran en órbita alrededor de dichos puntos, moviéndose junto con ellos a medida que el planeta se desplaza. Sin duda un curioso juego de fuerzas.

Nada de esto debería tener mayor importancia para la New Horizons, la sonda que avanza hacia su encuentro con Plutón, al cual sobrevolará a mediados de 2015, para seguidamente adentrarse en el Cinturón de Kuiper en busca de posibles objetivos...nada debería llamar su atención antes de ese momento, ya que actualmente no hay ningún cuerpo planetario a menos de 4 U.A (1 Unidad astronómica equivale a la distancia entre La Tierra y el Sol, unos 150 Millones de Kilómetros) de ella.

Sin embargo a finales de 2013 la situación será algo diferente, como sabemos ahora con el reciente descubrimiento de un nuevo asteroide troyano, conocido como 2011 HM102, descubierto accidentalmente durante la búsqueda de posibles objetivos para la New Horizons una vez deje atrás Plutón. Un hallazgo casual y que la sonda podrá observar dentro de un año, cuando su actual trayectoria lo lleve lo suficientemente cerca para poder captarlo con sus cámaras.

Cerca relativamente, ya que la distancia mínima será de 1.2 U.A, pero que a las escalas que rigen el Sistema Solar exterior es una distancia muy limitada. Aunque los datos científicos serán posiblemente muy limitados, ya que su brillo estará justo en el límite para ser captado por los instrumentos de la sonda, es una oportunidad inesperada que no se quiere desaprovechar, ya que los asteroides troyanos son cuerpos celestes que no han recibido nunca la atención de una sonda exploradora. Aunque sea, como vemos, desde la distancia.

2011 HM102 es notablemente brillante, más que cualquier otro troyano L5 conocido, lo que indica una superficie helada, y tiene un diámetro considerable, que se estima entre los 90 y los 180 Kilómetros. Igualmente sigue una órbita curiosa, con una inclinación de 29.4º, pero que pese a ello, según se extrae de las simulaciones, se mantiene estable desde hace al menos 1.000 millones de años.

Así, de forma insperada pero sin duda bienvenida, la New Horizons tendrá la oportunidad de realizar su primera misión de observación científica de un cuerpo celeste, aunque sea desde una gran distancia. Sin duda una "previa" inmejorable para la sonda que, dentro de poco menos de 3 años, afrontará un fugaz pero intenso encuentro con los misterios de Plutón.

La posición de la New Horizons a finales de 2013, cuando se encuentre a solo 1.2 U.A de 2011 HM102. Una distancia notable, pero pequeña a las escalas en que se mueven los grandes plantas exteriores.
 

 
La órbita de 2011 HM102.
 

No hay comentarios: