Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, agosto 04, 2011

Lazos con el pasado

Juno transporta en su interior unos curiosos pasajeros: Unas figuras LEGO de Júpiter, Juno y Galileo junto con una placa con anotaciones astronómicas de este último.

La nueva mision de la NASA se prepara para iniciar su largo viaje hacia Júpiter, previsto, si no hay retrasos por problemas técnicos, este próximo Viernes, teniendo ante si una larga travesía de cinco años que debe concluir con esta sonda en una órbita polar y muy cercana al inmenso mar de nubes que conforma la atmósfera. Será este nuestro retorno al gigante joviano tras el final de la misión Galileo en 2003, la última sonda que estudio el planeta en profundida...


Una larga aventura no solo para la propia sonda, sinó también para unos curiosos pasajeros, símbolos que enlazan a Juno con el pasado...por un lado con Galileo Galilei, en genial astrónomo que, con sus observaciones de Júpiter y sus lunas, marco el principio del fin de la visión geocéntrica del Universo, y por otro, con la mitología que desde la antiguedad rodeó a este gran planeta, en ocasiones tan brillante en nuestros cielos. Un pequeño capricho por parte de los responsables de la misión, pero sin duda ingenioso y cargados de significado.

1) Dos dioses y un heroe: En unas horas la campañía LEGO podrá presumir con orgullo que algunos de sus productos han llegado más altos que nadie, hasta, literalmente, alcanzar otro mundo...y es que dentro de su acuerdo de colaboración la NASA, esta ya histórica compañia entregó, para ser dipositadas dentro de la JUNO, tres figuras hechas especialmente para la ocasión, que representan, respectivamente, al dios romano Júpiter, a la diosa y esposa de este, Juno (de la cual recibe su nombre esta sonda), y el astrónomo Galileo.

Un trio que representa, por un lado, la visión mitológica del cosmos, donde el mayor de los planetas fue asociado por los romanos con su principal divinidad, Júpiter, y por asociación, con su esposa, Juno, que podían considerse el equivalente romano al Zeus y Hera griegos...aunque no es que los primeros se apropiaran de dioses ajenos, pues Júpiter y Juno eran propios del imaginario romano mucho antes de cualquier relación con el mundo griego. Simplemente asociaron el mito heleno, mucho más rico y complejo, al suyo propio en un proceso llamado sincretismo.

Junto a ellos viaja el representante de la visión científica, Galileo, que viendo las lunas de Júpiter girando a su alrededor empezó ha tener dudas sobre el modelo geocéntrico dominante en su época y defendida por la Iglesia Católica, que se apoyaba en la teoría heredada de Tolomeo y que se ajustaba a la idea del cosmos desarrollado por Aristóteles...el resultado fue la condena a Galileo, pero el camino ya estaba abierto y un siglo después el modelo Heliocéntrico ya estaba aceptado de forma generalizada.

2) Las palabras que marcaron el futuro: Y en completa relación con este último, y en otro homenaje al astrónomo italiano, una placa transportará la anotación realizada por el propio Galileo durante sus observaciones de Júpiter a lo largo de 1610, y de las cuales empezó, junto a las fases observadas en Venus, a dar forma a la idea Geocéntrica.

Escrita de su puño y letra, el texto, cuyo original se guarda en la Biblioteca Nazionale Centrale, en Florencia, dice así: "El día 11 fue en esta formación...y la estrella mas cercana a Júpiter era de la mitad de tamaño que la otra y muy cerca de la otra, y que durante las noches previas las tres estrellas observadas parecian del mismo tamaño y estaban situadas a distancias parecidas entre ellas, por eso es evidente que alrededor de Jupiter se mueven tres estrellas invisibles hasta ahora para todo el mundo".


Una anotación que ya apuntaba lo que estaba por venir, y que 4 siglos después, literalmente, alcanzarán el mundo que las hizo nacer..

Estos son, pués, los curiosos pasajeros de la JUNO, pequeños objetos que guardan, cada uno a su manera, un profundo significado y representan, de forma simbólica, un trozo de nuestro propio pasado. Uno que, en pocas horas (o días) dejará nuestro planeta rumbo hacia ese brillante punto del firmamento que una vez fue una dinividad pero que, paradójicamente, terminó abriendo el camino a una visión más racional y científica de la realidad.

Juno Spacecraft to Carry Three Figurines to Jupiter Orbit

Juno Jupiter Mission to Carry Plaque Dedicated to Galileo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que añadir otra casilla a las Reacciones: Divertido! ;)

Tokaidin dijo...

Ya, pero es que solo puedo poner tres xd