Ultimas imágenes de Curiosity

Un posible meteorito. Sol 2232
Atardecer. Sol 2233

jueves, octubre 11, 2018

Avisos del futuro

El Hubble entra en modo seguro ante el fallo de uno de sus giroscopios.

Muchas han sidos los titulares alarmantes que se han escrito sobre este tema, hablando de que este veterano telescopio orbital había quedado fuera de servicio o con problemas de orientación graves. Para tranquilidad de todos nada de esto es cierto. Está momentáneamente en lo que se conoce como "modo seguro" por algo tan elemental y de sentido común como la precaución. Pronto lo veremos de regreso.

¿Pero que es exactamente lo que le ha pasado? Empecemos por recordar que el Hubble está dotado actualmente con 6 giroscopios. No necesita tantos en absoluto, pero la idea de elementos redundantes es precisamente esa, tener un margen ante posibles pérdidas. Tres de ellos, los de tipo "standars", han ido cayendo con el paso del tiempo, y tal como estaba previsto, quedando los otros tres, que son versiones mejoradas y, por tanto, de las que se espera una vida más larga.

Precisamente fue el tercer y último de estos giroscopios "estándar" fue el que falló recientemente, lo cual no fue algo imprevisto. En realidad llevaba un año mostrando signos de que se aproximaba al final de su vida útil, así que se esperaba su caída inminente, como así sucedió. En ese momento entró en modo seguro, mientras los técnicos hacían los cambios requeridos para poner a los tres giroscopios mejorados en activo, aunque uno de ellos  no estaba funcionando tan bien como debería haber estado. Ese es el error que los ingenieros están trabajando para solucionar.

Incluso en el peor de los casos, es decir que este funcionamiento no del todo correcto desemboquen en pérdida, eso no representa un problema para el Hubble, que puede realizar su trabajo perfectamente con solo dos de ellos, como en realidad ha hecho en más de una ocasión a lo largo de su existencia. Incluso con uno solo es capaz de seguir trabajando sin una pérdida significativa en su capacidad de trabajo. Es decir, está lejos de haber quedado "fuera de servicio", pero si debe servir de recordatorio de que la vida de este veterano está cerca de su final.

 Quizás no inminente, ya que las diversas misiones de mantenimiento pasadas lo dejaron en condiciones óptimas y sus sistemas, como los mismos giroscopios, son redundantes, pero lo cierto es que afrontamos su etapa final. La necesidad, tanto en forma de nuevos observatorios terrestres como orbitales, se hizo estos días más clara.


A lo largo de los años el Hubble recibió hasta 5 visitas del transbordador espacial, lo que permitió repararlo y mejorarlo en no pocas partes vitales. La misión STS-109, que ocurrió en 1999, fue la que remplazó todos sus giroscopios por los 6 actuales. 

Hubble Space Telescope Malfunction Won't Last Long, NASA Says

No hay comentarios: