Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2206
Sol 2160

miércoles, enero 24, 2018

Allí donde reina el silencio

Se cumplen 15 años de la última señal recibida de la Pioneer 10.

Llegará el día, en algún momento a lo largo de la próxima década, en que las Voyager quedarán en silencio, demasiado débiles para emitir ya la más mínima señal. Es una lenta pero inevitable caída en el olvido, retrasada por el hábil manejo de su equipo en tierra, que con el tiempo fue desconectado diversas partes de ellas, limitado sus instrumentos activos a los necesarios para su misión interestelar. Así, concertando los recursos en lo imprescindible y planeando las operaciones de la forma más eficiente posible. Pero el final se puede retrasar, no evitar, y al final el telón caerá sobre estas misiones ya legendarias, siguiendo así el camino de las menos conocidas y reconocidas Pioneer.

Hoy es una buena oportunidad para reivindicar a la primera de todas, a la que haciendo honor a su nombre, llegó donde nunca nadie había llegado antes y abrió el camino para todas las que vinieron después. Y es que se cumplen 15 años del día en que por última escuchamos su tenue voz. Fue un 23 de Enero de 2003 cuando las antenas terrestres dejaron de captar lo que desde hace varios años era ya una señal carente de telemetría, dado que la sonda estaba demasiado débil para nada más. Los intentos posteriores ya no dieron resultado, y la última oportunidad, una mañana del 4 de marzo de 2006, cuando se estimó que la antena estaría correctamente alineada con la Tierra, fracasó en su intento. Una larga historia, iniciada en 1972, llegaba a su final.

Y es que la Pioneer 10 fue una sonda pionera en el más amplio sentido de la palabra. Fue ella la primera en cruzar el Cinturón de Asteroides, eliminando con ello el temor que existía de que se convirtiera en un muro insalvable que nos aislaría del resto de Sistema Solar, la primera que visitó Júpiter y ofrecer datos de primera mano sobre el mayor de los planetas y la primera en transportar un mensaje, diseñado por Carl Sagan, para futuras civilizaciones alienigenas que pudieran encontrarla. Y finalmente, la primera en iniciar, lanzada por la gravedad joviana, el viaje sin retorno hacia las estrellas. Curiosamente no es la más lejana, ya que la Voyager 1, más rápida, la superó hace tiempo.

Comparada con las sondas que vendrían después resultaría algo primitiva. Era hija de su época, cuyo desarrollo se inició en la década de los 60, y al fin y al cabo así son los pioneros, aquellos que abren caminos para que otros, mejor equipados, puedan aprovecharlos. Pero aunque oculta por la fama de las aún activas Voyager, tanto ella como su hermana, la Pioneer 11, merecen un pequeño recuerdo. Y el aniversario de su adiós, del día en que su voz se apagó para siempre, era un buen momento. Bueno viaje, pequeña. Aldebarán, la rojiza estrella de la constelación de Tauro, es tu próximo destino.

La Pioneer 10, junto con su hermana, fueron las primeras en aventurarse más allá del Cinturón de Asteroides y visitar el Sistema Solar exterior. Aunque hoy día este viaje puede considerase hasta sencillo, en su momento estuvo rodeado de incertidumbre, ya que existía el temor de que el mar de rocas que se extiende entre Júpiter y Marte fuera un muro insalvable. Su paso sin problema alguno dejó claro que las posibilidades de colisión son mínimas y que existe una gran distancia entre los diversos asteroides.

La Placa diseñada por Sagan, indicando la procedencia de la sonda, la posición de nuestro planeta con respecto a una serie de púlsares, el spin de una molécula de hidrógeno, el elemento más común en el universo, y la representación de un hombre y una mujer. Curiosamente esto último generó controversia, ya que algunos lo veían indecente. Tristemente es posible que hoy día ocurriera lo mismo.

El próximo destino de la Pioneer 10 es la rojiza Aldebarán, en la constelación de Tauro. Llegará a ella en 1.690.000 años.

Así era la primera sonda que viajó hasta la inexplorada región más allá de Marte.

Quince años sin contacto con Pioneer 10, que se dirige a Aldebarán

4 comentarios:

AngelT dijo...

Que bueno recordar las Pionner!!
¿Que sucedió con la 11 que se habla menos de ella?
Aldebaran es de Tauro.

Tokaidin dijo...

Vaya fallo, me confundí con Betelgeuse :_ ( Corregido, las prisas no son buenas XD

Sobre Pioneer 11 ya le llegará su momento. En este caso hablé de la Pioneer 10 porque era una cifra bastante redonde, el 15º aniversario. Aunque también es cierto que la épica de ser la primera es exclusiva de la Pioneer 10.

Anónimo dijo...

Y últimamente la placa también generó polémica porque era el hombre el que saludaba,y no la mujer, ejem. También habría que valorar el contexto histórico de cuando se hizo.
Por otro lado, creo recordar que en esa placa había un error respecto a la posición de uno de los púlsares. Es eso cierto?

Tokaidin dijo...

Es que siempre habrá gente que problemas en todo. Por ejemplo, y en otro campo, algunos medios acusaron a Star Wars (la primera, en 1977) de ser terriblemente racista, porque el malo vestía de negro y le ponía la voz una persona negra. La plaga de la correción política no comenzó estos últimos años, viene de más lejos..

Sobre lo segundo, pues no recuerdo haberlo escuchado nunca, pero me informaré.