Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2150
Sol 2152

domingo, diciembre 31, 2017

2018: Año nuevo, sondas nuevas

Los hitos espaciales más importantes de cara a 2018.

El año que estamos a punto de inaugurar no estará falto de momento transcendentales en este terreno. En realidad viviremos uno de las etapas más activas y llena de noticias de los últimos tiempos,incluso teniendo en cuenta que el lanzamiento del James Webb se retrasó para 2019. El calendario, como podremos ver, está llena de fechas a tener en cuenta, todo un cambio de tendencia después de un 2017 relativamente tranquilo en este aspecto. Veamos un pequeño resumen de las numerosos acontecimientos que viviremos a lo largo de 2018.

- SpaceX Falcon Heavy: Enero será testigo, de no haber aplazamientos de por medio, la inauguración del mayor cohete lanzador del mundo, capaz de enviar 70 toneladas a una órbita baja, 27 a una órbita geoestacionaria o 16 en una trayectoria de escape interplanetaria. Muy por encima de cualquier otro actualmente en activo. Un primer vuelo de prueba que, de lograrse, dará lugar al espectacular aterrizaje posterior de las tres etapas Falcon 9 de las que se compone, y enviará una curiosa carga en dirección a Marte.

- El fin de Tiangong-1: China inició el camino para construir su propia estación con el lanzamiento en 2011 de este laboratorio orbital, auténtico campo de pruebas para adquirir toda la experiencia y conocimientos necesarios para hacerla realidad, incluidas 6 maniobras de atraque y partida por parte de las 3 naves que han viajado hasta ella (Shenzhou-8, Shenzhou-9 y Shenzhou-10). A mediados de 2016 se perdió el control sobre ella y se espera que se desintegre en la atmósfera a finales de Enero, en un punto aún por especificar. 

- Cazador de mundos: Con el Kepler aún operativo pero ya superando su esperanza de vida, en Marzo de 2018 llegará el que se puede considerar su sucesor, el observatorio TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite), que realizará la misma actividad, monitorizando hasta un total de 200.000 estrellas para intentar detectar en ellas cualquier fluctuación en su luminosidad que pudiera delatar la presencia de planteas. Se centrará en estrellas situadas a pocos cientos de años-luz de la Tierra.

- Regreso a la Luna: Una década después de la Chandrayaan, su primera misión lunar, La India dará de nuevo un salto adelante en nuestro satélite lanzando en Marzo la Chandrayaan-2, mucho más ambiciosa, incluyendo una sonda orbital, un módulo de alunizaje y un pequeño rover.

- En el fin del principio: Aunque su entrada en órbita se produjo en Octubre de 2016, ExoMars lleva desde entonces realizando unas lentas y cuidadosa inmersiones en la atmósfera marciana para ir frenando y ajustando su órbita definitiva, mucho más cercana y circular. Es lo que se llama técnica de aerofrenado. A principio de 2018 este largo camino llegará a su conclusión, y con ello se iniciará su auténtica misión, incluyendo la búsqueda  del esquivo metano marciano.

- Tocando la roja superficie: Mars InSight debería haber llegado en 2016, pero un problema en uno de sus instrumentos clave que no se pudo corregir a tiempo hizo tomar la decisión de aplazar el lanzamiento hasta Marzo de 2018. Ahora todo parece listo, y después de esta agónica espera de dos años, finalmente iniciará su camino hacia el planeta rojo, al que alcanzará en Noviembre de este mismo año. Una vez aterrice iniciará la exploración del inferior del planeta, registrando tanto su actividad sísmica como el flujo de calor que llega de su núcleo.

- Viaje al Sol: El 31 de Julio se inicia quizás unas de las aventuras más extraordinarias de la historia reciente de la exploración espacial. Y es que la sonda Parker Solar llegará mucho más cerca del Sol que cualquier otro objeto humano, sobrevolando en diversas ocasiones nuestra estrella a tan solo 6.2 millones de Kilómetros de distancia, adentrándose directamente en la Corono Solar. Sobreviviendo a condiciones extremas, con temperaturas que superarán los 1.300 Cº y un nivel de radiación solar inconcebible. No es extraño que sea la sonda dotada de los sistemas de protección y refrigeración más avanzados y potentes que existen.

- Llegada a Bennu: 2018 significará nuestro regreso a la exploración de los asteroides. La OSIRIS-REx, después de dos años de paciente viaje, sobrevuelo de la Tierra incluido) llegará a las inmediaciones a Bennu, iniciando una intensa campaña de estudio de este pequeño cuerpo celeste, preparando el momento clave, cuando se aproximará lo suficiente para recoger muestras de material. Una vez concluida esta operación iniciará su camino de regreso a nuestro planeta, al que llegará en 2023.

- Llegada a Ryugu: la sonda japonesa Hayabusa 2, lanzada a finales de 2014, afrontará este año que ahora empieza su propio encuentro con un asteroide, en este caso Ryugu, el cual orbitará, estudiará en profundidad, depositará varios pequeños vehículos en superficie y tomará muestras para llevar a la Tierra. Se espera que la cápsula con el preciado material llegue en Diciembre de 2020. 

- Viaje al otro lado: China, por su lado, dará un nuevo paso en la exploración lunar con el lanzamiento de la Chang'e 4 a finales de año, que intentará lo que nunca se había intentado antes, alunizar en la cara oculta. Se espera que a mediados de 2018 se lance otra sonda, que se situará en el punto de Lagrange 2 y ofrecerá cobertura para la Chang'e 4, que de otra forma no podría comunicarse con la Tierra.

- Camino a Mercurio: En Octubre Europa y Japón iniciarán su propia aventura a Mercurio con la misión conjunta BepiColombo, bajo cuyo nombre se esconde dos sondas distintas, una europea y otra japonesa que viajarán a bordo del Mercury Transfer Module (MTM), que les ofrecerá la energía que necesiten durante los largos 7 años que les esperan por delante, y que incluye varios encuentros con la Tierra y Venus. Una vez lleguen al planeta más interior del Sistema Solar, se separarán y iniciarán cada una su propia misión independiente.

- Más cazadores de mundos: La búsqueda de otros planetas en otras estrellas recibirá un nuevo refuerzo con el observatorio europeo CHEOPS (CHaracterising ExOPlanet Satellite). Situado en órbita terrestre y utilizando la técnica de la fotometría, centrará su atención en las estrellas donde ya se conoce que existen planeta, con el objetivo de ampliar lo que sabemos de ellos, descubrir de nuevos y preparar el camino para los futuros observatorios que serán capaces de detectar y analizar sus atmósferas.

- Cuando se apaga una luz: Llevo la luz al poco explorado Cinturón de Asteroides, y actualmente sigue explorando el mayor de ellos, Ceres, en realidad clasificado como planeta enano. A lo largo de 2018 se aproximará más que nunca a su superficie, por lo que podemos esperar nuevos y decisivos descubrimientos. Pero también, en algún momento durante la segunda mitad de año, su combustible se agotará, y con el se cerrarán las puertas a su extraordinaria misión. La sonda, ya en silencio, permanecerá de forma indefinida en órbita, como una nueva y metálica luna de Ceres.

Tenemos por delante un año bien surtido de acontecimientos. Y espero que sigamos todos aquí para seguirlos y comentarlos. Feliz 2018!!!

La llegada de nuevo coloso de Space X, el Falcon Heavy.

Tiangong-1, el primero laboratorio orbital chino, llega al final de su existencia y se desintegrará en la atmósfera terrestre. Su misión está ya cumplida.

Con dos años de retraso, la Mars InSight dará su esperado salto al planeta rojo.

China buscará alunizar en la cara oculta, precedido de una sonda en el punto de Lagrange 2 del sistema Tierra-Luna que le sirva de cobertura y pueda así comunicarse.

Europa y Japón iniciarán su viaje conjunto hacia Mercurio con la BepiColombo.

Después de un largo proceso de frenado, en 2018 la ExoMars se pondrá finalmente a trabajar.

10 años después de su primera sonda lunar, La India regresará con una Chandrayaan-2 mucho más compleja que su predecesora, con la que realizará su primer intento de alunizaje.

La OSIRIS-Rex llegará en 2018 a su meta. Explorar a fondo este fragmento de la formación del Sistema Solar y traer muestras a la Tierra su meta final.

Japón no quiere quedarse atrás, y la Hayabusa 2 afrontará su propio encuentro con un asteroide, con objetivos muy parecidos a las de OSIRIS.

Comienza la primera misión que casi tocará el Sol. Adentrándose en la Corona Solar y llegar allí donde se origina el viento solar, espera dar nueva luz sobre los complejos mecanismos que rigen el comportamiento de nuestra estrella.

TESS y CHEOPS, los dos nuevos cazadores de planetas.

La extraordinaria misión de Dawn llega a su fin.

The Most Exciting Space Missions to Watch This Year

3 comentarios:

Shakoba dijo...

Feliz año nuevo, Tokaidin. Un abrazo.

Tokaidin dijo...

Creía que te habían abducido o algo XD Feliz año a ti también ;)

Shakoba dijo...

Sí, me abducen demasiadas horas en el curro XDD