Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

miércoles, octubre 14, 2015

Los últimos días de Encélado

Cassini afronta los que serán sus 3 sobrevuelos finales de esta luna enigmática.

Nuestro tiempo en Saturno se agota, al ritmo en que lo hace la vida de esta veterana sonda, ahora ya a menos de 2 años de su destrucción, incinerada en la atmósfera del planeta. Nada nos muestra de forma más clara que estamos ante la recta final de una misión histórica que su lenta despedida, una detrás de otra, de las diferentes lunas, a las cuales a dedicado la mayor parte de su tiempo, y a las que ahora mira por última vez. Y ahora le llega el turno a la más extraordinaria de todas, dejando Titán a un lado.

Encélado, el diminuto mundo de los geisers de vapor de agua, y como ahora sabemos poseedor de un océano global bajo su corteza helada que la pone a la altura de Europa, si es que no por encima, como punto de interés crítico para los astrobiólogos, se despide de nosotros en forma de 3 sobrevuelos cercanos, que empezando por el de hoy, 14 de Octubre, tendrá su continuación el próximo 28 de Octubre, y el definitivo adiós el 19 de Diciembre. Un trío de encuentros que deberán completar nuestra enorme biblioteca de imágenes y datos de esta luna, y con los cuales deberemos trabajar para desvelar nuevas pistas sobre su naturaleza y responder a los enigmas que la rodean. Ya no habrá nuevos datos, al menos desde corta distancia.

Cada uno de ellos intentará cubrir un aspecto diferente de Encélado, ofreciendo datos que permitan a los científicos seguir trabajando en la construcción de un modelo global de como es, como fue y como funciona su inesperadamente activo interior.

Así, en el de este 14 de Octubre, ya completado y del cual tendremos imágenes dentro de varios días, Cassini se centró en su desconocido Polo Norte, durante buena parte de la misión enmascarado por la oscuridad invernal, pero que ahora, con el Sol iluminando las latitudes altas del hemisferio Septentrional, permitió estudiar una región que suele quedar eclipsada por el espectacular Polo Sur y sus plumas de partículas. El objetivo principal es responder a la pregunta de si esta región también fue era geológicamente activa en algún momento en el pasado, o por el contrario la actividad siempre estuvo centrada en el hemisferio Austral. Cualquiera de las 2 opciones implicaría entender mejor la historia de esta luna. La distancia mínima fue de 1839 Kilómetros.

Una inmensidad si se la compara con la del del 28 de Octubre, ya que ese día Cassini pasará a solo 49 Kilómetros de la superficie del Polo Sur, un espectacular vuelo rasante que la llevará a sumergirse más que en ningún otro momento de la misión en las plumas de vapor de agua congelada, tomando imágenes y mediciones directas. Los científicos tiene esperanzas de que este sobrevuelo rasante proporcionará evidencia de hasta que punto es intensa la actividad hidrotermal presente en su océano, y como ello impacta en su habitabilidad. Aunque no será aún el último, sin lugar a dudas es este el que marcará en la práctica el final de nuestra exploración de Encélado.

Finalmente, el 19 de Diciembre, y desde una distancia mucho mayor (4999 Kilómetros), Cassini realizará mediciones con el instrumento CIRS (Composite Infrared Spectrometer) del flujo de calor que emana del Polo Sur, la llave para entender como se forman y que alimenta a los geisers que de el surgen. Aunque un poco a la sombra del encuentro anterior, mucho más espectacular, representará la última oportunidad de recopilar este tipo de datos tan vitales. A partir de ese momento los científicos tendrán que trabajar con lo que ya tengan, sin poder esperar ya una nueva tanda de información.

Así pues, disfrutemos de nuestros últimos días con Encélado, la pequeña luna de las maravillas. Y es que con ellos se cierra ya no una etapa sino una era, ya que es difícil  imaginar cuando volveremos a ella.  Pero lo haremos, de eso podemos estar seguro. La pregunta es cuando.

Así fue el encuentro E20 de Cassini con Encelado, que le permitió realizar las mejores observaciones posibles del desconocido Polo Norte.

Los géisers será el objetivo del encuentro E21, que la llevarán más al interior de estas enigmáticas plumas de vapor de agua de lo que nunca llegó antes, apenas a 49 Kilómetros por encima de la superficie. Será la última oportunidad de realizar mediciones directas, y con ello de desvelar detalles sobre lo que ocurre en el interior de esta pequeña luna.

El encuentro E22 y final se centrará en obtener más datos sobre el flujo de calor que emana del Polo Sur, y que convierten, como descubrieron para su sorpresa los científicos de la misión cuando Cassini alcanzó Saturno, en la zona más cálida y con diferencia de toda la superficie.
 
El principio del fin de la exploración de Encélado. Posiblemente pasarán décadas antes de que podamos volver.

Cassini Begins Series of Flybys with Close-up of Saturn Moon Enceladus

No hay comentarios: