Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, octubre 30, 2014

Más allá de la morada de la diosa

Chang'e 5 T1 nos ofrece una visión única de La Tierra y La Luna.

No deja de ser una misión de corta duración, que terminará este próximo 31 de Octubre con el lanzamiento de la cápsula de prueba que esta sonda transporta consigo, y con la cual se podrán a prueba las tecnologías necesarias para el retorno de muestras por parte de la futura Chang'e 5 y quizás para metas aún más ambiciosos. No tiene objetivos científicos, sino de ingeniería, pero a pesar de ello el pasado 28 de Octubre envió a La Tierra una de esas fotografías que el tiempo acaba transformando en icónicas, y que ejemplifica como China, aunque aún muy por detrás de otras potencias más veteranas en la exploración interplanetaria esta superando etapas a una velocidad asombrosa.

Las protagonistas fueron, como no podías ser de otra forma, La Tierra y La Luna, pero desde una perspectiva poco habitual, desde un punto situado algo más allá de nuestro satélite, por lo que era la poco conocida cara oculta, aquella que, por el efecto de una rotación lunar atrapada por la gravedad terrestre (un giro sobre si misma por cada órbita completa alrededor de nuestro planeta), es siempre invisible para nuestro ojos. A menos que seamos capaces de enviar hasta ella una sonda que sea capaz de ir al "otro lado" y desvelarla. Su grisáceo rostro, casi desprovisto de los oscuros mares que dotan a la cara visible de su aspecto característico, nos resulta tan poco familiar que sin el planeta azul de fondo podríamos pensar que se trata de cualquier otro cuerpo celeste.

Chang'e 5 T1 se encuentra ya en una trayectoria de regreso. Su legado, tan importante para el futuro del programa espacial chino, será totalmente tecnológico, pero para la posteridad quedará esta fotografía como símbolo de su fugaz viaje, así como el extraordinario progreso de una nación que durante miles de años imaginó que La Luna era un reino celestial, morada de divinidades y otros seres fantásticos, y por ello fuera de nuestro alcance. Ahora, sin embargo, es capaz de ir hasta ella e incluso más allá de lo que jamás pudo aspirar la diosa lunar Chang'e, un paso más en el proceso para convertirnos en esos mismos dioses que un día soñamos.

Foto de Mare Mariginis tomada el 28 de octubre,después de completar su giro alrededor de La Luna. 

Nuestro planeta, fotografiado también poco después de que la Chang'e 5 T1 iniciara su viaje de regreso.

Chang'e viajando hacia La Luna, hacia un reino celeste en el que ahora la Humanidad está entrando por sus propios medios.

Chang'e 5 T1 rounds the lunar farside, returns lovely photo of Earth and the Moon together

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nuestro planeta es muy hermoso. Cuántos así como el habrán por el Universo.

chavo De Onda dijo...

Probablemente seamos el unico

chavo De Onda dijo...

Si bien el universo es infinito asi tambien son las variables en la creacion de un planeta, composicion, evolucion, su entorno, etc. Probablemente estamos en el planeta que se saco la loteria de las circunstancias para tener las condiciones precisas que se requieren para dar origen a la vida. Piensalo