Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

domingo, julio 15, 2012

Posts Vintage (18): Las lunas de Simon

Simon Marius y Galielo Galilei, la desconocida lucha por el descubrimiento de las lunas jovianas.

A partir del propio Júpiter es facil, con un pequeño telescopio o unos potentes prismáticos, encontrar a Io, el cuerpo con mayor actividad volcánica que se conoce, Europa, la más pequeña pero que es uno de los lugares más prometedores para buscar vida al ser casi seguro que esconde un vasto océano de agua bajo su superficie, Ganímedes, la más grande no solo del sistema Joviano sino de todo el Sistema Solar, mayor que el planeta Mercurio y no mucho menor que Marte, y finalmente Calisto, algo más pequeña y con uno de los mayor indice de impactos meteóricos que se haya visto nunca. En realidad se puede considerar un Sistema planetario en miniatura, con Júpiter como su pequeño y nunca encendido Sol, con más de 60 integrantes conocidos

Se las llama conjuntamente "lunas Galileanas" en honor a su descubridor, Galileo Galilei, que visualizó a 3 de ellas por primera vez con su rudimentario telescopio un 7 de Enero de 1610. Este acabó por comprender al cabo de un tiempo, y al encontrar posteriormente una cuarta (Ganimedes), que no eran estrellas lejanas que se situaban casualmente en la misma prespectiva visual que Jupiter sino que realmente orbitaban alrededor suyo, lo que resultó un auténtico torpedo a la línea de flotación de la teoría Geocéntrica imperante en ese momento, que sostenía que todos los cuerpos giraban alrededor de la Tierra. La existencia de estas 4 lunas resulto el primer paso que terminaría con el "reinado" de nuestro planeta como centro del Universo.

Sin embargo no era el único que en esa época exploraba el firmamento y realizaba observaciones decisivas en ese sentido...ese era el caso del astrónomo alemán Simon Marius, que reclamó haber descubierto las lunas Jovianas 5 semanas antes que Galileo, y haber registrado sus observaciones en Enero de 1610...pero, a diferencia de este último, no publicó sus descubrimientos inmediatamente, sino que aparecieron en su obra Mundus Iovialis, editada en 1614, por lo que no se pudo verificar si realmente eran anteriores o no. El resultado sería una dura disputa entre ambos, en que Galileo acusó a su homólogo alemán de haber copiado el diagrama original que el mismo dibujó la noche del descubrimiento.

Dado que el trabajo de Galileo era más extenso y fiable, recibió el crédito del descubrimiento y así se mantiene hasta nuestros días. Como resultado todo el mundo sabe quién es Galileo, pero pocos conocen alguien tan importante en el mundo de la astronomía como Simon Marius, que quizás (o quizás no) observó dichas lunas un poco antes. La historia, como se dice habitualmente, la escriben los vencedores.

Quién fue el primero no es tan transcendental como quién fue el primero en hacerlo público, y Galielo es quién anunció algo que marcó un antes, aunque, como sabemos, a un alto precio, pero que nos recuerda que no estaba solo en la exploración del cosmos y que de no haber sido el otros, más temprano que tarde, habrían anunciado exactamente lo mismo. El cambio era inevitable desde el mismo momento de la aparición de los primeros telescopios.

Simon Marius tendría, pese a todo, un lugar en la historia de estos mundos recien descubiertos, ya que a partir de una sugerencia de Johannes Kepler, bautizó a las 4 lunas Jovianas con los nombres que hoy dia conocemos: Io, Europa, Ganimedes y Calisto (Io, Europa, Ganimedes puer, atque Calisto lascivo nimium perplacuere Iovi), aunque el no llegaría verlo, dado que no fueron nombres oficialmente aceptados hasta mediados del Siglo XIX, tomando el lugar de la mucho menos imaginativa denominación dada por Galileo, simplemente I,II,III y IV...al final, y aunque solo fuera en este aspecto, Simon le ganó la partida a Galileo varios siglos después de la muerte de ambos

Por una de esos caprichos del destino, en conjunto se las llama galileanas, las lunas de Galileo, e individualmente reciben los nombres que les asignó Simon...dos enemigos en vida que terminaron dándose la mano entre los mismos mundos que un día los enfrentaron.

Mundus Iovialis, 1614, donde Simon Marius explicaba sus observaciones del sistema de lunas de Júpiter, reclamando que las había observado antes que Galileo. Dado que nunca se pudo demostrar y su polémica con Galileo, que le acusó de plagiar su primer diagrama la historia lo dejó de lado, sin embargo los nombres que este les asignó terminarían tomado el lugar de las denominaciones galileanas. Además definió de forma más precisa sus parámetros orbitales.

La primera anotación de Galileo haciendo referencia a las extrañas estrellas que observó cerca de Júpiter que más tarde dedujo, acertadamente, que se trataba de cuerpos en órbita alrededor del planeta.

Simon Marius

No hay comentarios: