Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

domingo, julio 08, 2012

Posts Vintage (17): El día que los marcianos invadieron La Tierra

La ficción radiofónica de Orson Welles llevó a miles de Norteamericanos a creer realmente que los marcianos les estaban atacando.

"Cuando radiábamos la fantasia de la destrucción de Nueva Jersey, descubrimos que la extensión de la capacidad de nuestro país para dejarse arrastrar por una emoción había sido infravalorada ".De esta manera resumía O.Welles, en una entrevista posterior, lo que ocurrió aquella noche del 30 de Octubre de 1938, cuando se escribió una de las páginas más sorprendentes y míticas de la historia de la radiodifusión, además de una extraodinaria lección de hasta que punto pueden los medios de comunicación pueden influenciar en las personas. Pero vamos al principio de la Historia.

En 1898 el famoso escritor Herbert G. Wells (un parecido en los nombres que suele llevar a la confusión) publicó "La Guerra de los Mundos", donde se narraba la invasión marciana de Inglaterra. Estos eran descritos por el narrador de la historia como de "extraño aspecto, con boca en forma de V y babeante, tentáculos que no paran de moverse, respiración dificultosa, movimientos lentos y ojos inmensos", y avanzaban destruyndolo todo con su "rayo ardiente". Esta exitosa obra fue y sigue siendo la inspiración de muchas historias de invasiones extraterrestre posteriores.

40 años después la cadena de radio CBS decidió celebrar Halloween con la famosa novela de G. Wells, narrándola en forma de dramatización, es decir, recreando una invasión marciana como si ocurriera realmente.Para llevarla a cabo se buscó la ayuda de la compañía Mercury Theatre, fundada y dirigida por un joven de apenas 23 años llamado Orson Welles. Este y sus compañeros se pusieron manos a la obra, aunque el propio Welles dudaba de que una historia que el consideraba absurda fuera a interesar de verdad a la audiencia. 

Por ello, lo primero que hicieron fue cambiar la localización...no ocurriría en la lejana Inglaterra, sino en los Estados unidoso: El lugar donde aterrizaría la imaginaria primera nave invasora sería Grovers Mill (Nueva Jersey), un punto que se dice fue seleccionado por puro azar dejando caer a ciegas un lapiz sobre el mapa de esta ciudad.

El programa duró aproximadamente1 hora, comenzando con la supuesta emisión de un concierto de Ramon Raquello y su orquesta en el hotel Park Plaza de Nueva York,que era interrumpido por "noticias de última hora" donde se anunciaba que un extraño objeto había caído en New Jersey. A partir de aqui el dramatismo aumentaba de forma exponencial a medida de que el supuesto reportero testigo de los acontecimientos,Carl Phillips, narraba el horror que se estaba desencadenando:

"Un cuerpo sale fuera del pozo. Puedo ver un pequeño rayo de luz reflejado en un espejo ¿Que es esto? Algo así como un chorro de fuego sale de ese espejo dirigiendose hacia los hombres que avanzan.¿Los golpea! ¿Dios mío, los convierte en llamas!" narraba Carl Philips en una actuación más que convincente, para después hacerse el silencio. Tras esto hablaba un supuesto locutor situado en los estudios centrales de la emisora.."No nos es posible continuar nuestra radiotransmisión desde Grovers Mill", algo que daba más credibilidad y hacía más terrorífica la historia.

La narración seguía la intervencion de militares, cientificos y hasta el secretario de Estado, que reconocía la gravedad de lo que estaba pasando y pedía que se conservara la calma, y que se colaborara con las autoridades para hacer frente a "Un enemigo formidable. Mientras tanto, conservando nuestra fe en Dios, cada uno de nosotros debe continuar cumpliendo con sus deberes, de suerte que nos sea posible oponer a ese enemigo destructor una nación unida, valiente y consagrada a conservar la supremacia humana en esta tierra". Finalmente intervenía el profesor Pearson (el propio Orson Welles) describiendo la muerte de los invasores.

Al final de la emisión Welles recordó a los oyentes que todo era una broma de Halloween. De hecho, la naturaleza ficticia de esta "novela radiofónica" fue anunciada justo antes de empezar, asi como en el minuto 40...algo que pasó por alto mucha gente, como se vería esa misma noche.

Aunque el áanico generado por "La guerra de los mundos" no fue tan amplio ni general como los medios periodísticos dieron a entender los días siguientes (algunos estudios posteriores cifraban en 1.7 millones de personas, un numero que hoy día se considera exagerado) lo cierto es que bastante gente se dejó llevar por el miedo, huyendo de las zonas supuestamente amenazadas, mientras las comisarías de policía lidiaron con miles de llamadas, tanto de gente realmente aterrada como de aquellos menos ingenuos que querían saber si eso iba en serio o se trataba de una broma. Incluso se dieron casos de personas que declararon haber visto las llamas del campo de la batalla y oído el ruido de los disparos...algo que debería hacernos reflexionar sobre nuestra capacidad de autosugestionarnos y acabar viendo aquello que quieres ver aunque no exista realmente.

Varios fueron las circunstancias que coincidieron para dar lugar a este fenómeno....por un lado el Marte de los canales y una avanzada civilización que luchaba por mantener vivo su mundo seguía siendo ampliamente aceptada, no solo entre la gente de la calle sino incluso entre astrónomos reconocidos. Por tanto no era totalmente absurdo pensar en que pudieran realmente llegar hasta nosotros gracias a su avanzada tecnología

Por otro, a  finales de 1938, el mundo se dirigía directamente hacia un nuevo conflicto mundial, la tensión en Europa cada vez era mayor mientras que los choques de intereses entre los EEUU y el Imperio Japonés también anunciaban tiempo turbulentos. Los norteamericanos eran decididamente aislacionistas en ese momento y el miedo a involucrarse nuevamente en una guerra exterior dominada a la población. Por tanto la paranoia de verse atacados por un enemigo externo existía en muchos ciudadanos del país.

Estas dos circunstancias se mezclaron con la "novela" de Welles (habilmente realizada, con unas interpretaciones convincentes y unos primitivos pero funcionales efectos especiales) para dar lugar a uno de los momentos más increibles de la historia de la radiodifusión. Muchos fueron los que reaccionaron con indignación y enfado, aunque quizás este debió haberse dirigido hacia ellos mismos por su facilidad en dejarse engañar...por su parte para Orson Welles significó la fama y el reconocimiento, siendo catapultado hacia la cima de su carrera.

Hoy día, 70 años después, vivimos en un mundo interconectado, donde la información, contrastada o no, nos llega de forma masiva, por lo que es importante recordar lo que, con habilidad y unos medios escasos, consiguió Orson Welles en una sociedad que estaba muchísimo menos mediatizada que el actual. 

Hoy día puede parecer ridículo que tanta gente se tomara en serio esta historia "de marcianos"..¿pero realmente tenemos derecho a juzgar con tanta dureza a las personas que, hace 7 décadas, se dejaron llevar por el miedo ante lo que estaban escuchando? Un pequeño recorrido por Internet (el gran canal de comunicación de la sociedad del siglo XXI) quizás debería hacernos pensar y dudar de ello...

Un joven Orson Wells y la gente del Mercury Theatre en plena emisión. Una puesta en escena muy bién elaborada y el notable trabajo de todos presentes dieron forma a esta falsa emisión, una historia de ciencia ficción basada en la novela de Herbert G. Wells.
Pese a las advertencias, al principio, en medio y al final de la emisión, de que todo era una ficción en motivo de Halloween, muchos se lo tomaron en serio, como recogieron los medios de la época.
La novela de Herbert G. Wells, en su primera edición y en una redición posterior.
El guión original utilizado por Orson Welles y su equipo.
 
No faltaron las críticas cargadas de ironía donde se comparaba la crédula actitud de muchos norteamericanos con la que tenían con respecto a lo que estaba ocurriendo en Europa.

No hay comentarios: