Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

viernes, noviembre 18, 2011

Corriendo con el viento

Mars Reconnaissance Orbiter nos muestra las dinámicas duras marcianas.

La idea de que Marte como un mundo practicamente congelado en el tiempo, donde cualquier cambio ocurre con desesperante lentitud, las cosas apenas cambian con los años y solo las grandes tormentas de polvo rompen la monotonía, nació con las primeras sondas espaciales que lo estudiaron y ante cuyas cámaras, dado el relativamente poco tiempo disponible y las limitaciones tecnológicas, el planeta rojo parecía, realmente, un lugar donde nada, o casi nada, ocurría.

Con el avance de la exploración marciana y la llegada de sondas mejores, dotadas de tecnología superior y, lo que es aún más importante, capaces de permanecer en órbita alrededor del planeta durante largos periodos de tiempo, esta idea inicial esta cada vez más difuminada, tomado en su lugar otra muy diferente, la de un Marte realmente dinámico, evidentemente no tanto como La Tierra, pero aún así dotado de vida propia, cambiando con el tiempo...

Y cuanto más lo conocemos, cuanto más profundizamos en el, esta realidad se hace más evidente, y, en ocasiones, en una magnitud que sorprende a los propios científicos...y es que la sonda Mars Reconnaissance Orbiter, actualmente la de mayor potencia entre todas las que estudian o han estudiado en algún momento el planeta, revela como los campos de dunas marcianos se desplazan mucho más rápido de lo que nadie imaginaba, con cambios perceptibles desde el espacio en apenas 2-3 años.

¿Que tiene de sorprendente algo así, cuando sus equivalente terrestre también experimentas despalzamientos parecidos o incluso mayores? Basicamente que la atmósfera marciana apenas tiene un 1% de la densidad de la terrestre en superficie, por lo que el viento, a la misma velocidad, tiene muchísima menos fuerza en el Planeta Rojo, hasta el punto de que si estuvieramos allí a duras penas lo notariamos, dada la poca presión que sería capaz de ejercer sobre nosotros.

Es decir, en el estado actual, se necesitarían vientos mucho más rápidos en Marte que no en La Tierra para conseguir desplazar de forma notable las partículas de arena, del orden de los 125 Kilómetros/Hora, en claro contraste con nuestro planeta, donde con brisas de apenas 15 Kilómetros/Hora es suficiente para desplazarlas...unos vientos que se dan en el planeta Rojo, aunque son muy pocos habituales. O, al menos, esto es lo que se creía hasta ver estas imágenes.

"Marte tiene más rachas de viento de las que conocíamos antes, y de vientos que son capaces de transportar más arena. Tendíamos a pensar que la arena en Marte era relativamente inmovil, pero estas observaciones están cambiando completamente todo nuestra prespectiva", explica Nathan Bridges, científico planetario de la Johns Hopkins University’s Applied Physics Laboratory.

No todas las dunas marcianas muestran este nivel de movimiento, o directamente no lo hacen en absoluto, posiblemente por estar compuesta de arena más gruesa o quizás porque sus capas superiores han quedado "cimentados" e impiden cualquier desplazamiento, pero las que si lo hacen demuestran una actividad totalmente alejada de la imagen que se tenía hace apenas una década

Dunas en el crater Becquerel, que se desplazaron unos dos metros entre el 4 de Noviembre de 2006 y el 4 de Septimebre de 2010.

Campo de dunas en el crater Herschel, que se desplazó unos tres metros entre el 3 de Marzo de 2007 y el 1 de Diciembre de 2010, como se puede apreciar en la comparación entre las dos fotografías tomadas en cada una de esas fechas.

Más dunas de Herschel, que se movieron unos dos metros en el mismo periodo de tiempo.

Y seguimos en Herschel, donde el claro límite de este campo de dunas, con un desplazamiento semejante al anterior.

MRO Spots Martian Dunes in Motion

No hay comentarios: