Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

miércoles, septiembre 14, 2011

Mundos en la vecindad

El espectrógrafo HARPS nos descubre 50 nuevos planetas más allá del Sol, uno de ellos apenas con tres veces la masa del La Tierra y situado en la zona habitable de su sistema estelar.

Ningún cuerpo gira alrededor de otro, sino que ambos giran alrededor de un centro de gravedad común...este simple concepto es muy importante tenerlo siempre en cuenta, porqué es vital para entender como pueden detectarse planetas situados en otras estrellas sin necesidad de verlos directamente, y que es posiblemente el método más usado por los astrónomos del mundo para localizarlos pese a la distancia: Medir posibles desplazamientos de una estrella como consecuencia de un compañero invisible.

Y es que el concepto anteriormente mencionado se aplica siempre, indistintamente de la diferencia de masa entre ambos cuerpos, y si bien la diferencia de masa entre un planeta y una estrella hace que el centro de gravedad común se situe dentro de la segunda (como ocurre entre La Tierra y La Luna, o entre el Sol y La Tierra), nunca llega a estar en el centro mismo...como resultado, a medida que el planta gira, la estrella se desplaza ligeramente de un lado a otro siguiendo el movimiento de este primero. Un desplazamiento extraodinariamente pequeño y lento, que solo los avances tecnológicos han permitido detectar y medir con precisión.

En este aspecto nada supera al espectrógrafo HARPS, situado en el Observatorio La Silla, en la Región de Coquimbo en Chile, y considerado como el buscador de exoplanetas más exitoso del mundo...y es que este instrumento extraodinario capta el espectro de luz de las estrellas, detectando los pequeños cambios que se producen a causa del efecto Doppler: Un desplazamiento hacia longitudes de onda mayores cuando se aleja (llamado desplazamiento al rojo) y un desplazamiento al azul (hacia longitudes de onda más cortas) cuando se acerca...un movimiento este, de rojo a azul y vuelta al rojo, que delata que la estrella esta "bailando" con un planeta no detectado visualmente.

Una tarea de busqueda cada vez más efectivo a medida que HARPS va mejorando su hardware y software, y que ahora presenta, de la mano del equipo a su cargo, un nuevo "botín" científicos en forma de numerosos descubrimientos: Más de 50 exoplanetas situados en estrellas relativamente cercanas, 16 de ellos Super-Tierras (con masas entre 1 y 10 veces la de nuestro mundo), 5 de los cuales con una masa por debajo de cinco veces la terrestre, y uno con apenas 3.6 veces la masa de La Tierra. Y este último caso situado dentro de la zona habitable de su estrella.

Denominado HD 85512 b, este mundo se encuentra a unos 36 años-luz de nosotros, en una estrella muy parecida al Sol, y orbitándola a una distancia equivalente a la de Mercurio, aunque en este caso, al ser algo más pequeña y fría que la nuestra, hace que se encuentre dentro de la llamada zona habitable, la región alrededor de una estrella donde el agua puede estar presente en forma líquida si las condiciones son apropiadas...lo que abre la posibilidad, aunque se situe casi en el límite interno de esta región, de que disponga de agua líquida y condiciones suficientemente acogedoras para albergar vida.

Además de este resultado prometedor, el trabajo realizado por HARPS sobre 376 estrellas parecidas al Sol parece demostrar que los planetas de baja masa (por debajo de la de Saturno) son relativamente frecuentes en ellas y que el 40% parece disponer de al menos uno de este tipo, lo que resulta especialmente prometedor si se tiene en cuenta la mayoría de los exoplanetas de masa igual o inferior a Neptuno parecen formar parte de sistemas con múltiples planetas. Unos resultados espectaculares por parte de un instrumento que actualmente puede medir desplazamientos por debajo de los 4 km/hora en las estrellas, y que parece lejos de haber alcanzado su techo. Sin embargo sus sucesores ya estan de camino.

Por un lado pronto tendremos una copia del HARPS para el Hemisferio Norte, y que se instalará en el Telescopio Nazionale Galileo, en las Islas Canarias, y que permitirá extender esta busqueda a toda la bóveda celeste...pero el gran salto llegará en 2016 con la puesta en marcha de ESPRESSO, en el Very Large Telescope (VLT) de ESO en Cerro Paranal, Chile, con capacidad de detectar movimientos de apenas 0,35 km/h e inferiores, es decir, la misma que provoca La Tierra en el Sol (0.32 Km/h). Y más allá espera CODEX, que desde el European Extremely Large Telescope (E-ELT), impulsará esta técnica a un nivel aún superior.

En los próximos diez a veinte años deberíamos tener la primera lista de planetas potencialmente habitables en la cercanías del Sol. Hacer una lista es esencial antes de que futuros experimentos pueden buscar posibles huellas espectroscópicas de vida en las atmósferas de exoplanetas", concluye Michel Mayor, descubridor del primer exoplaneta de la historia...una lista cada vez más amplia y que nos recuerda que la Vía Lactea hierve de mundos esperando ser descubiertos.

HD 85512 b se encuentra justo en la frontera interna de la zona habitable de su estrella.

Representación artística de como podría lucir HD 85512 b desde su vecindad en caso de disponer de una atmósfera habitable y agua líquida en la superficie.

Dos cuerpos giran alrededor de un centro de gravedad común, indistintamente de la diferencia de masa...es de esta forma es posible detectar la presencia de un planeta a partir del movimiento que provoca en su estrella. La capacidad de medir estos desplazamientos es la llave que está permitiendo el descubrimiento de numerosos exoplanetas que de otra manera pasarían desaparecibidos.


Sobrevolando HD 85512 b.


Un viaje virtual desde el firmamento de nuestro planeta hasta la estrella HD 85512.

Cincuenta nuevos exoplanetas descubiertos por HARPS

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buen Post!
Y cuando tengan la lista hecha, sólo nos faltará ir a visitarlos. Alguien se apunta? ;)