Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, agosto 20, 2009

Sueños rotos

Una breve historia del Complejo Espacial Lunar N1-L3, el fracasado programa sovietico para llevar un hombre a la Luna.

La frenética carrera espacial entre el gigante soviético y la potencia norteamericana sigue siendo, hoy día, fuente de innumerables historias, momentos de éxito y de fracaso, de verdades y de mentiras, de superación y de sueños rotos...en definitiva, una época oscura dominada por la "Guerra Fría" entre ambas potencias, pero, al mismo tiempo, y fruto de ese mismo enfrentamiento, años luminosos para la exploración espacial.

Quizás el momento culminante fue la carrera por la Luna, en que ambos centraron buena parte de sus recursos...los Estadounidenses ganaron y, con el programa Apolo, pusieron el pie en nuestro satélite. La Unión Soviética llevo adelante un complejo y efectivo programa de exploración con vehículos autónomos, anunciando que nunca tuvo la intención de enviar un hombre a la Luna.

El paso de los años, la caída de la URSS y la desclasificación de documentos demostraron que esto ultimo había sido una gran mentira...el estado soviético llevo adelante un ambicioso y secreto programa para intentar adelantar a la NASA en el alunizaje tripulado, un esfuerzo que fracaso por los problemas en el desarrollo del cohete lanzador que debía impulsar dicha misión (El N1, equivalente al Saturno V de la NASA) y que fue literalmente "borrada" de la historia oficial hasta que volvió a ver la luz a finales de los 80.

La historia del Complejo Espacial Lunar N1-L3 (siendo N1 el cohete y L3 el vehiculo lunar) empieza con el decreto gubernamental 715-296, promulgado el 23 de Junio de 1960 por el gobierno de la Unión Soviética, para el desarrollo de "Poderosos Vehículos Lanzadores, Satélites, Naves, y Exploración Espacial en el período 1960-1967". Cuatro años después, 3 de Agosto de 1964, el gobierno soviético declaraba por primera vez que el objetivo principal del cohete pesado N1 LV era la exploración lunar, lo que incluía, evidentemente, misiones tripuladas hacia la misma. Había empezado una carrera para vencer al proyecto Apolo y colocar la bandera roja en la superficie selenita.

Los planes originales eran ambiciosos, y contemplaban un primer alunizaje entre los años 1967 y 1968, es decir, varios años antes de que el Apolo 11...sin embargo tal objetivo necesitaba el desarrollo exitoso del vector pesado N1 LV, y fue aquí donde las esperanzas soviéticas se hundieron. Había diferencias en la capacidad industrial, económica y de desarrollo tecnológico de ambos estados que ayudo a que estos perdieran la carrera, aunque quizás el elemento decisivo la marco la presencia de Wernher von Braun, el genio alemán creador de las V2, en el bando norteamericano...su Saturno V era superior al N1, y demostró una fiabilidad de la que su contrapartida soviética carecía. Si Braun hubiera acabado en la URSS y no en los USA, la historia del hombre en la Luna quizás podría haber tenido un desenlace muy diferente.

Pero no fue así...el desarrollo de los N1 se retraso y los intentos de lanzarlo terminaron en desastre. El Apolo 11 y cinco mas alunizarían con éxito en la Luna, mientras el desarrollo del N1, que perdido su principal objetivo, iría languideciendo. En 1973 cesaron todas las actividades del programa N1-L3 y en Febrero de 1976 fue formalmente cancelado y los vehículos en ese momento disponibles, dos cohetes completos y cuatro parcialmente ensamblados, así como todos los equipos asociados a dicho programa, se perdieron en las brumas de la historia. El sueño lunar soviético había llegado a su fin.

Arriba, el Modulo orbital de las misiones Apolo, abajo el modulo orbital de la planeada misión lunar Soviética (LOK),que era una versión de los vehículos Soyuz con capacidad para dos tripulantes, por los tres del vehiculo norteamericano.

A la derecha, el modulo de descenso de los Apolo, a la Izquierda la versión soviética...mucho mas pequeño que el vehiculo norteamericano, el modulo soviético solo habría llevado hasta la superficie selenita un tripulante, por los dos de su rival.

Arriba, el Saturno V , abajo, el N1...diseñados para el mismo objetivo, el cohete norteamericano demostró ser superior en todos los aspectos a su competidor soviético, ya que tenia mas potencia, podía transportar mas carga y, lo que fue determinante en la carrera lunar, mucho mas fiable: Mientras el Saturno V despego con éxito y sin problemas en sus 13 lanzamientos, el N1 fallo en los 4 que se llegaron a intentar.

El Complejo Espacial Lunar N1-L3: aspectos generales

No hay comentarios: