Ultimas imágenes de Curiosity

Ocaso desde otro mundo.Sol 1880
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, mayo 21, 2015

Horas frenéticas en el silencio

Recreando las horas culminantes del encuentro con este mundo desconocido. 

New Horizons está ya observando Plutón y sus compañeros de viaje, ofreciendo imágenes que están superando finalmente a las logradas por el Hubble. Son unas pocas gotas de información, emocionantes por lo que representan, pero que forman parte de una etapa aún muy inicial dentro del encuentro propiamente dicho. Con el paso de las semanas, aunque con pausas debido a que debe repartir su tiempo entre la captación de datos y su envío a la Tierra (cosa que no puede hacer de forma simultanea debido a su configuración), la actividad irá en aumento y sus instrumentos afrontarán el reto por el que fueron construidos: Desvelar en un rápido sobrevuelo tanto como puedan de este pequeño mundo.

Pero serán en las 48 horas que rodearán el 14 de Julio cuando la sonda, actuando de forma completamente autónoma, entrará en una fase de actividad total, donde cada minuto valdrá su precio (científico) en oro. Evidentemente ya tendremos un tesoro visual y científico acumulado durante las semanas previas, y seguirá tomando datos maravillosos las semanas posteriores, pero será en estas horas críticas cuando la New Horizons deberá mostrar toda su valía, el momento en que toda esta misión, que tanta paciencia necesitó por parte de todos, habrá tenido sentido.

Serán horas de silencio, ya que estará completamente centrada en la observación de Plutón, Caronte y las (de momento) 4 pequeñas lunas que los acompañan. El programa online de la NASA, Eyes on theSolar System, nos ofrece la posibilidad no ya solo de seguir en tiempo real el viaje de la New Horizons,  sino de adelantarnos y presenciar como serán esas horas críticas, observando como la sonda no deja de maniobrar una y otra vez para apuntar sus instrumentos hacia cada objetivo, y como estos se activan y desactivan sin descanso siguiendo las ordenes de la propia sonda. 

Sabiendo que para transmitir información a la Tierra su relativamente pequeña antena debe estar orientada hacia nosotros, y que se necesita mucho tiempo en completar el envío de una sola imagen de alta resolución debido a la distancia, se comprende mucho mejor el porque del corte en las comunicaciones. Todo su energía, como no podía ser de otra forma, estará centrada en aquello que realmente importa. Lo demás, como se suele decir, puede esperar un poco más.

Después de tantos años de viaje, nos aproximamos al momento crítico, concentrado en unas pocas horas frenéticas. 

Eyes on theSolar System

No hay comentarios: