Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

miércoles, marzo 05, 2014

Ventanas de agua

Mars Express nos muestra las señales de inundación que siguieron a un gran impacto.

Spirit aterrizó en el interior del cráter Gustav, Opportunity lo hizo en medio de Meridiani Planum pero su largo camino lo marcaron los diferentes cráteres existentes en la zona, y que tuvo su meta final en el enorme Endeavour. Finalmente Curiosity también apuntó hacia una de ellas, en este caso Gale, como objetivo de su exploración. Una clara indicación de que estas "heridas", las huellas de grandes impactos en la superfice marciana, representan para los científicos planetarios un lugar privilegiado para explorar. Una única imágen de la Mars Express explica por si sola el motivo.

Situdo en la región de Hephaestus Fossae (en honor al dios griego del fuego), este gran cráter, de unos 150 Kilómetros de diámetro, revela como los impactos lo suficientemente potentes pueden sacar a la luz una parte de la naturaleza marciana que suele estar oculta a la vista, y que representa un nexo de unión con el pasado más húmedo del planeta. El calor producido por la colisión del asteroide o cometa responsable derritió el terreno (una mezcla de roca, polvo y hielo atrapado en el subsuelo) provocando una avalancha que inundó sus alrededores. Antes de secarse estos lodos excavaron una compleja red de canales mientras se abrían paso, además de formar rodearon el cráter de una curiosa corona de terrenos de apariencia fluida.

Existen otros cráteres más pequeños que parecen no tener estructuras similares a su alrededor, lo que refuerza la idea de que solo los de mayor tamaño son capaces de profundizar lo suficiente como para liberar parte de las reservas de agua congelada que se ocultan bajo la superficie de Marte

Cada uno en su medida, estas formaciones de origen interplanetario son puertas al pasado del planeta rojo, permitiendo acceder a estratos rocosos de otra forma fuera de nuestro alcance, e incluso, como ocurre con este magnífico ejemplo, a terrenos donde el agua, bién de forma extensa en el tiempo o por un evento puntual, como es el caso, dejó claras evidencias de su paso. Visitarlos, si queremos conocer mejor el planeta rojo, lo que es y lo que un día fue, es una parte ineludible de nuestro esfuerzo por exploralo.

La corona que rodea a este cráter tiene una apariencia líquida, formada por el material eyectado por la colisión, una mezcla de agua y roca. Podemos ver una amplia serie de canales que parecen surgir de el, posiblemente fruto de la inundacion generada, una amplia corriente de agua que se extendió por la región formando estos canales antes de desaparecer.

Mapa topográfico de la zona: Los tonos verdes y amarillos representan depresiones poco profundas, mientras que el azul y el violeta indican grandes fosas de hasta 4 kilómetros de profundidad.

Opportunity en Endeavour, en una panorámica en falso color para resaltar las diferencias de composición de los terrenos que lo forman. Es aquí donde este veterano explorador logró sus descubrimientos más trascendentes. Una vez más un cráter sirvió como "puerta de entrada" a otra época, resaltando la importancia científica de estos lugares. 

La inundacion  tras el impacto

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola. Una pequeña errata sin demasiada importancia: El cráter de Spirit se llama Gusev, no Gustav. Por lo demás, excelente blog no me lo pierdo! :)

Saludos
Juan S. Villalobos