Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

lunes, noviembre 16, 2009

Hacia el corazón de la ciudad galáctica

Ya han pasado 400 años desde que los primeros y rudimentarios telescópios apuntaron hacia la bóveda celeste y nos mostraron no solo que no eramos en centro de todo sino que el Cosmos era muchísimo más que el Sol, La Luna, los plantas y unas cuantos estrellas decorando un fondo aparentemente estático...de los cráteres lunares y las manchas solares en el rostro de nuestra estrella (ambas, por si solos, descubrimientos revolucionarios que empezaron a derribar la equivocada visión geocéntrica que planteó Aristóteles y la iglesia Católica hizo suyo durante siglos) a la galaxias, y de ellas a los cuerpos mas exóticos, los fenómenos mas poderosos y directamente hasta los mismos orígenes de Universo.

Mucho hemos avanzado en estos cuatro siglos, y tanto la capacidad como el número de observatorios terrestres ha aumentado de forma exponencial, extendiéndose su presencia mas allá de la atmósfera terrestre y mirando al océano cósmico cara a cara. Y gracias a ellos hemos llegado hasta nadie podria soñar hace apenas unas decadas...tanto por su trabajo individual como conjunto, que es en el que se inscribe esta magnífica vista del corazón de la Vía Lactea.

La NASA utilizó su actual flota de observatorios espaciales (Hubble, Spitzer y Chandra) para obtener una panorámica del centro de nuestra galaxia con un nivel de detalle y colorido jamás alcanzado, abarcando frecuencias que van desde el infrarrojo al Ultravioleta y los Rayos X, cada una de las cuales permite ver detalles invisibles para las otras...vastos campos de estrellas, largos filamentos de gas y polvo, remamentes de antiguas Supernovas y el brillante centro de la Vía Lactea,
Sagitario A, donde los todos los indicios señalan la presencia de un Agujero negro supermasivo, pueden observarse en una magnífica visión del corazón de nuestro hogar galáctico.

Entre los elementos destacables, dejando de lado el monstruo que se esconde en Sagitario, encontramos el Cúmulo estelar de Arches, una agrupación de miles de estrellas sujetas por su gravedad común que se desplaza a unos 200 km/Segundo y se situa a solo 100 años-luz del centro galáctico...una zona peligrosa donde las fuertes mareas gravitacionales reinantes podrían acabar por dispersarlo en apenas 10-20 Millones de años.

Tambien es notable el gran Cúmulo Quintuplet, que contiene la llamada "estrella pistola" (Pistol star), una de las mas brillantes y masivas de nuestra Galaxia (150 veces la masa del Sol y 1.7 Millones de veces su brillo) y clara candidata a convertirse en una colosal Hipernova dentro de 1-3 millones de años.

Todo ello conforma el corazon de la Via Lactea, esa aparentemente delicada franza luminosa que, en las noches claras y oscuras, podemos ver cruzar delicádamente el firmamento...nosotros y nuestra estrella, el Sol, forma parte de una gran ciudad galactica de la que, situados como estamos en los "suburbios", apenas vemos la frenetica activdad que sacude su centro. Justo ahora estamos empezando a mirar mas allá del muro de polvo y estrellas que nos oculta el corazón galáctico, hacía un reino tan grandioso como caótico, un lugar tan magnificiente que nos recuerda lo insignificante de nuestro pequeño hogar.

Viaje virtual hacia el corazón de la Vía Lactea.

Imagen a gran resolución

Great Observatories Explore Galactic Center

1 comentario:

Gustavo dijo...

Tokaidin:
Sigo tu blog frecuntemente, pero este post me parecio particularmente poetico e informativo, te felicito por tu elocuencia y claridad, muchas gracias.