Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2206
Sol 2160

viernes, marzo 23, 2018

El misterio de los mil millones

¿Todas las galaxias tiene el mismo periodo de rotación?
 
El Sistema Solar tarda unos 250 millones de años terrestres en completar un viaje alrededor del centro de la Vía Láctea. Es lo que podemos llamar un "año galáctico". Sin embargo eso es lo que tarda nuestra galaxia en girar sobre si mismo en las regiones que ocupamos, más o menos a medio camino entre el centro y los límites exteriores. En estos últimos los tiempos son mucho más largos, y aunque no es sencillo realizar mediciones de nuestro hogar en el Universo al tener que mirar desde el interior, sin una visión externa, quizás la cifra se aproxima a los 1000. Así, al menos, parece decirlo el resto de galaxias que nos rodean.

Y es que un reciente estudio realizado por un equipo de astrónomos australianos, liderados por profesor Gerhardt Meurer, del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía (ICRAR), parece señalar una semejaza cuanto menos curiosa. Y esta es que todas las galaxias, independientemente de su tamaño, parecen tardar unos 1000 millones de años en completar una rotación completa, es decir, incluido sus lejanos bordes exteriores."No es la precisión del reloj suizo, pero independientemente de si una galaxia es muy grande o muy pequeña, si pudieras sentarte en el borde extremo de su disco mientras gira te llevaría alrededor de mil millones de años recorrer todo el recorrido".

Según Meurer, utilizando matemáticas simples se puede mostrar que todas las galaxias del mismo tamaño tienen la misma densidad interior promedio, y eso parece tener una relación con este fenómeno ."No encontrarás una galaxia densa girando rápidamente, mientras que otra con el mismo tamaño pero con una densidad menor rota más lentamente". Si estos datos son ciertos ciertamente resulta una circunstancia cuanto menos curiosa, ya que implica que algo hace que todas las galaxias parezcan sincronizadas, no de forma exacta, pero si de forma extrañamente cercana.

No es el único hallazgo de Meurer y sus colegas, ya que estas mismas observaciones han encontrado evidencias de estrellas viejas, mezclada con otras más jóvenes, que se encuentran al borde de las galaxias, algo que no encaja con la idea de que estas primeras, al menos en las espirales, se concentran en su zona central. En su lugar emerge una realidad más compleja, con bordes "afilados" donde se mezclan astros jóvenes y antiguos, todos ellos viajando en un río de gas interestelar que parece completar su viaje en tiempos parecidos, sea cual sea el tamaño de la galaxia. 

Nuevas generaciones de radiotelescopios deberán profundizar en el, determinando con datos más precisos que quizás dicho misterio no existe, y todo es fruto de disponder de una información limitada, o si por lo contrario es una realidad tan palpable como enigmática.

Un reloj cósmico. 

Todas las galaxias rotan cada mil millones de años

No hay comentarios: