Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

martes, enero 12, 2010

Un ataque a larga distancia

El 27 de Diciembre de 2004 fue, para la inmensa mayoría de población terrestre, un día mas...para algunos mejor, para otro peor, pero en general sin salirse de la rutina general. Pero para todos aquellos implicados en actividades espaciales, desde astrónomos hasta encargados de los satelites de comunicación, ese fue un día frenético en que saltaron todas las alarmas...durante una fracción de segundo La Tierra fue iluminada por un flash de energía, equivalente a la emitida durante medio millon de años por el Sol y avanzando a casi la velocidad de la luz, golpeandola con tal fuerza que las capas exteriores de la atmósfera quedaron ionizadas casi al instante y muchos satélites dejaron instantaniamente de funcionar debido a la llegada de una ola masiva de rayos ganma..

Desde donde llegó esta "ataque" repentino? La responsable fue una magnetoestrella llamada
SGR 1806-20, un tipo muy raro de estrella de Neutrones dotada de campos magnéticos de una intensidad casi imaginable, tanto que resultarían mortíferos para cualquier forma de vida que se situara a poca distancia de una de ellas. Para hacerse una idea, si el magnetismo terrestre es 0.5 Gauss y el de un pequeño iman (como, por ejemplo, el que podemos pegar a la nevera) es de 100 Gauss, el de una megnetoestrella puede llegar a los 14.000.000.000.000.000 Gauss...que en el caso que nos ocupa posiblemente es aún mayor.

Estos cadaveres estelares, de apenas unas decenas de Kilómetros de diámetro, son los restos increiblemente densos de estrellas masivas que estallaron como Supernova pero que no tenían la suficiente masa para dar lugar a un Agujero negro, con una rotación increiblemente rápida y un intenso magnetismo que genera periódicos pulsos de energía en forma de rayos X o Gamma de tremenda potencia, focalizados siguiendo su eje de rotación. No es habitual, y de hecho solo fracción de las Estrellas de Neutrones son Pulsar (emiten pulsos de energía, de ahi su nombre), y de estos últimos solo una pequeña fracción son Magnetoestrellas con campos magnéticos 1.000 veces mayor que la de un Púlsar "normal". Es por ello que apenas se conocen unas pocas en toda la Vía Lactea.

Y fue una de ellas la que, durante dos décimas de segundo, golpeó nuestro planeta...afortunadamente el "agresor" SGR 1806-20 se encuentra lejos, al otro lado de nuestra Galaxia, a unos 50.000 años-luz. De haber estado solo una docena de años-luz, a la distancia en que se situan las estrellas más cercanas, la Tierra podria haber quedado literalmente esterilizada en unos pocos instantes y la historia de la vida en este planeta habria llegado a su abrupto final ese 27 de Diciembre de 2004. Un recordatorio de la hostilidad de un Universo tan vasto como indiferente a nuestra insignificante existencia, sacudido por fuerzas que apenas somos capaces de imaginar.


Una estrella de Neutrones...lo que queda del corazon de una estrella masiva, durante el colapaso de la cual la presión fue de tal magnitud que se produce un efecto de neutronización: Los electrones y Protones se funden entre ellos para dar lugar a Neutrones, de ahi el nombre que recibe este astro, con una densidad tal que si tomaramos una pequeña cucharada de este material, llamado neutronio, pesaría tanto como todo el Monte Everest. Y es que estos extraodinarios astros de apenas unos 20 Kilómetros de diámetro pueden llegar a contener más del doble de la masa que el Sol.

A la Izquierda una Estrella de Neutrones de tamaño típico dipositada en el Gran Cañón del Colorado...hasta tres veces la masa del Sol concentrada en una esfera de entre 10 y 20 Kilómetros de diámetro. A la Derecha un cuerpo aún hipotético que se sigue buscando, una estrella de Quarks, aun más pequeña y terrorificamente densa, el último eslabón antes de los agujeros Negros.

Una velocidad de rotación extraodinaria de la estrella de Neutrones (hasta centenares de vueltas sobre si misma cada segundo), unido a campos magnéticos de extrema intensidad dan lugar a los pulsos de radiación que se emiten por ambos polos. Por ello se les pasa a llamar Pulsars, de los cuales las magnetoestrellas son los miembros más poderosos.

El día que la Tierra sobrevivió al mayor ataque estelar..

3 comentarios:

Laguna dijo...

ummm... la forma de empezar es un poco "macabra", teniendo en cuenta que el dia antes fue el tsunami del 2004...
por lo demás muy interesante y acojonante... lo raro de que se haya formado la vida no está en las condiciones de nuestro planeta, sino la inmensa potra que hemos tenido hasta ahora en esquivar los muchos peligros que hay ahi fuera...

Tokaidin dijo...

La verdad es que ni me acordaba del Tsunami y de que habia sido en esas fechas, no ha sido algo intencionado.

Laguna dijo...

no, si ya me lo imaginaba, ha sido algo que me ha hecho gracia porque servidor tiene el humor muy negro, sino no me habria dado ni cuenta...